¿Dolor en la rodilla? Puedes estar sufriendo de condromalacia

El sentir molestia o dolor en la rodilla puede ser algo pasajero y sin importancia o también una señal que delata algún problema más grave, sobre todo cuando aparece en deportistas y personas de la tercera edad, ya que se puede estar ante un cuadro de condromalacia, que ocurre cuando el cartílago o tejido blando que protege la articulación se desgasta.

Este es un tipo de padecimiento frecuente en la rodilla y los factores que pueden causarla son ejercicios y presiones excesivas o un desgaste natural del cartílago debido a la edad.

Para comprender mejor esta dolencia debemos saber como está formada ésta zona de la rodilla. Así, la rótula es un hueso pequeño que se ubica enfrente de la rodilla descansando en la parte inferior del fémur, siendo parte de una articulación, llamada patelofemoral, imprescindible para que una persona pueda caminar, correr, saltar e inclusive agacharse

Este fantástico mecanismo creado por la naturaleza es el que nos permite tanto doblar como extender la pierna y hacer que la rótula suba y baje a través de un conducto que se encuentra en el fémur protegido por un tejido blando (cartílago). Este mecanismo sirve para que la rodilla sea una articulación sólida y estable además de ser fácilmente controlable.

Sin embargo, ocurre que en algunas ocasiones el movimiento de esa articulación no funciona como corresponde por estar descentrada y provoca roces que van alterando el cartílago y lo vuelve más delgado.

Cuando esto ocurre la rodilla puede comenzar a producir sonidos cuando se realizan determinadas movimientos como caminar, subir o bajar escaleras, flexionar las piernas, etc., pero lo más molesto es una sensación de no poder flexionar adecuadamente la rodilla y también sentir molestias y dolor. A este tipo de condición se le denomina condromalacia patelofemoral o también llamada patelar o rotuliana, pudiendo afectar a quien la padece con diferentes grados de dolor e intensidad.

Los médicos señalan que el grupo más común que puede sufrir de este problema son los atletas, sobre todo los corredores, las personas que se encuentran sometidas a un alto grado de estrés y carga de trabajo y los adultos mayores.

A pesar que la condromalacia aparece como consecuencia del debilitamiento del cartílago de la rodilla, existen algunas causas que pueden adelantar su presencia, como por ejemplo:

  • Un golpe fuerte por una caída sobre la rodilla flexionada.
  • Un accidente
  • El uso excesivo en el caso de los deportistas, inclusive esta enfermedad es conocida vulgarmente como rodilla de corredor.
  • La adopción de una manera de caminar que daña a las rodillas (uso de tacones altos, pie plano)
  • Personas que han sufrido algún episodio como fractura o dislocación en esa zona.

Es importante que conozcamos los síntomas de esta dolencia, sobre todo porque son variados, pero los más comunes son:

  • Molestia y dolor en la zona anterior de la rodilla. Puede ser un dolor importante o empeorar luego de haber estado mucho tiempo sentado o cuando se suben escaleras o también al arrodillarse.
  • Mayor sensibilidad en la articulación de la rodilla
  • Percibir algún tipo de sonido en la región
  • Sensación de inestabilidad e inseguridad al apoyas el pie.

Comparativo de una rodilla normal y una con Condromalacia

 

Cualquier tipo de dolor o sensibilidad que se mantenga durante un tiempo razonable, es suficiente como para que se realice una consulta médica. El especialista,  luego de revisar la rodilla puede necesitar de la toma de algunas placas con rayos X y así conocer mejor que tipo de daños ha generado la lesión.

También,  puede ser necesario utilizar sistemas más sofisticados como una tomografía o resonancia magnética, que le permitirán al profesional advertir la magnitud de la lesión y le ayudarán a elaborar un tratamiento a fin de aliviar las molestias y dolores.

En la actualidad la medicina cuenta también con un estudio llamado artroscopia, una diminuta cámara que se inserta en la articulación y permite ver el funcionamiento de la rótula cuando se hace una flexión.

Inicialmente el tratamiento hará disminuir e dolor y las molestias como también la inflamación. Esto se consigue a través del uso de antiinflamatorios y haciendo reposo. Eventualmente, puede aplicarse calor en forma localizada ya sea por medio de fomentos de agua caliente, fango termal, parafina o utilizando rayos infrarrojos.

Superada esta etapa se comenzará con una rehabilitación física para poder dar solución a problemas como falta de flexibilidad, fuerza, balance muscular y un alineamiento correcto, que generalmente se realiza a través de una rutina de ejercicios por aproximadamente tres meses.

Una recuperación total se consigue en un lapso que va de 2 a 6 meses, siendo que en las primeras ocho semanas no podrán realizarse deportes ni actividades físicas extremas, evitando también todo tipo de flexiones para no generar tensión en la zona de la rodilla.

Si el tratamiento no diera el resultado esperado o si desde el diagnóstico inicial los daños son graves deberá realizarse una cirugía, pero si los daños son grandes es imposible revertir el cuadro y la cirugía sólo será un elemento paliativo para aminorar el dolor y las molestias.

Asimismo, se recomienda que ante un cuadro de molestias y dolor persistente en la rodilla se inicie de inmediato el tratamiento ya que en la gran mayoría de los casos tomada a tiempo esta dolencia puede revertirse.

Elisa López

Elisa López

Apasionada del mundo del fitness, la belleza, y todo lo relacionado con la salud. En la actualidad redacto artículos para diferentes sitos web y sobre diversos temas de salud, fitness, dietas y bienestar en general.

6 Comentarios

  1. melchor

    a mi se me calentaba una `parte de la rodilla me icieron un astroscopia y limpieza y aido apeor ahora tal y como camino 10m me arde toda la rodilla y se me lucha siento un desgarre en la parte exterior y al tocarme mucho calor en la rodilla me gustaria saber si os a pasado y que puede ser ya que e llegado apensar que los medicos me dan por loco al contarles lo del calor y con antiinflamatorios no se calienta pero no puedo estar drogado de antiinflamatorios toda la vida espero respuestas gracias

    Responder
  2. veronica alvarado

    quiero saber si la hastrocis que tengo en la rodilla tambien pude darme en los dedos de la mano

    Responder
  3. Patricio Valenzuela

    Me diagnosticaron Plica y condromalacia, me han efectuado una artroscopia, ya seis mese…los resultados fueron exitosos… ha mejorado mi calidad de vida dolores muy tenues, creo se irán mejorando, ya que mis rodillas no se acostumbraban a arrodillarse…

    un saludo

    Responder
  4. Isabel

    Me realizaron la artoscopia en ambas rodillas(operacion),luego de ello me diagnosticaron osteocontritis discecante en ambas rodillas,el medico me dice que el cartilago de mis rodillas estan debiles y gelatinosos, quiesiera saber si alguien me puede proporcinar informacion al respecto y si esta enfermedad tiene algun tratamiento. La verdad estoy muy preocupada y nerviosa.

    Responder
  5. margarita

    ME HICIERON UNA RESONANCIA Y EL DIAGNOSTICO FUE CARTILAGO DELGADO D LA RODILLA Y ARTROSIS FEMORAL ,QUERRIA SABER ALGUNA SOLUCION A ESTE PROBLEMA PERO K NO SEA TOMANDO ANTIINFLAMATORIOS NO DEBO TOMAR ANTIINFLAMATORIOS

    Responder
  6. MAGALY MARRERO ROBAINA

    Me diagnosticaron Condriopatía hace tres años, en ambas rodillas…Antes acusaba dolor e inflamación si pasaba unas horas bailando, por ejemplo…Ahora ya se presenta si sólo me tiro al suelo a jugar con los niños o si estoy sentada un largo rato, y los síntomas se perciben con mucha diferencia en la rodilla derecha, que es justo la pierna que -también con diferencia- es más larga que la izquierda…Y el dolor es como raro, más que dolor es como si me faltara ¿aceite? en el “engranaje” como si no pudiera controlar los pasos de esa pierna que, a la vez se inflama mucho por delante y detrás…Ayer para colmos, me agaché limpiando el baño y me quedé casi inmóvil con una ciatalgia desde la parte baja del glúteo derecho hasta casi la cintura. Me gustaría saber cómo proceder para frenar, en la medida de lo posible, la patología…

    Responder

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑