10 excusas para no hacer ejercicio

Cuando leo los comentarios que dejan los lectores del blog encuentro en muchos casos las típicas excusas para no hacer ejercicios, y es que en realidad la actividad física tiene mala fama.
Que cansa, que abre el apetito, que tiene que doler para ser efectiva, que es riesgosa, y un largo etcétera de excusas para no hacer actividad física, sólo sirven para postergar beneficios para nuestro cuerpo y mente.
Veamos cuales son las 10 excusas más comunes para no hacer ejercicios y como superarlas.
1. No tengo tiempo
La reina de las excusas: no hace falta pasarse horas en el gimnasio para ser más activo. Con tandas de 10 minutos, tres veces por día basta para romper con el sedentarismo. Recuerda que caminar es el ejercicio más simple y está al alcance de todos.
2. No me gusta hacer ejercicio
Moverse no implica necesariamente correr una maratón o pasarse días en el gimnasio levantando pesas. El ejercicio puede ser divertido: practica un deporte, baila, o convierte la actividad en un encuentro de amigos, cada semana.
3. Llego muy cansado
Piensa otra excusa: ¡moverse mejora el sueño y estimula la vitalidad!. Sí, aunque no lo creas, hacer ejercicio te hará sentir menos cansado.
4. La actividad física es para los jóvenes
Falso. La actividad es beneficiosa para todos. Cualquier persona puede mejorar su estado físico. Incluso personas de 90 años practican actividad física y obtienen sus beneficios.
5. Me duele la espalda, o la rodilla, o lo que sea
Si este es tu caso, la cuestión no debería ser si practicar o no ejercicios, sino qué actividades puede realizar. La bicicleta, por ejemplo, requiere menos esfuerzo en las articulaciones y músculos que trotar.
Consulta con un médico o profesional de actividad física para encontrar la mejor opción. No es cierto que “si no duele, los ejercicios no hacen efecto”. El dolor es un aviso del cuerpo para moderar o suspender la actividad.
6. Hacer ejercicio me da mucha hambre y no quiero engordar
Aunque en algunas personas la actividad física despierta el apetito, si comes con inteligencia, el saldo será beneficioso: las calorías gastadas con el ejercicio serán menores que las incorporadas con la comida. No olvides hacer de 4 a 6 comidas al día.
7. No tengo ropa/zapatillas/equipamiento
Hay actividades que no requieren de una gran inversión para ponerlas en práctica. No necesitas ropa que sea el útlimo grito de la moda ni el calzado más caro del mercado. Basta que sean cómodos y livianos.
8. Soy muy obeso y me da vergüenza moverme
Hacer ejercicio te ayudará a mejorar tu salud y bienestar, es algo de lo que deberías estar orgulloso. Si te cuesta hacer actividad física frente a otros, comienza a hacerlo en casa hasta ganar confianza, o pídele a un amigo que te acompañe. Su presencia hará la experiencia más agradable y con menos preocupaciones.
9. Cuando tenga un día libre, haré más actividad para compensar
De más está decir que muchas veces ese día libre no llega nunca, o cuando llega lo queremos aprovechar de otra manera. Pero más allá de eso, es importante hacer actividad física en forma regular y distribuida durante la semana. Practicar actividad física sólo uno o dos días a la semana en forma intensa o sin estar adecuadamente entrenado puede resultar contraproducente.
No es cierto que usar ropa gruesa o de nylon ayude a adelgazar porque aumenta la transpiración. Lo que se pierde de este modo es agua y no grasa, por lo tanto los kilos se recuperarán pronto.
10. Tengo un problema de salud
Si tienes un problema de salud, es importante que consultes con tu médico. Dependiendo del problema, hay muchas opciones para hacer ejercicio. El movimiento y la actividad física promueven la salud de los tejidos. Por ejemplo:
Tengo artritis y no puedo moverme. La actividad física bien dirigida e indicada para estos casos reduce el dolor y la necesidad de medicación. Es muy importante moverse si usted tiene artritis.
Tengo osteoporosis y tengo miedo de caerme. ¡Error! Moverse aumenta el equilibrio, la fuerza, la coordinación y la flexibilidad. Además fortalece los huesos.
Tengo diabetes. La actividad física forma parte del tratamiento de la diabetes. Aumenta la sensibilidad de las células a la insulina y bajan los niveles de azúcar en sangre.

9 Comentarios

  1. Billy Shears

    Falta el motivo fundamental: no me gusta hacer ejercicio. Sé que es muy bueno para la salud, mejora la autoestima, etc, etc… pero es mi caso. Simple y llanamente, no me gusta. Y sé que decir esto está muy mal visto.

    Responder
  2. jose carlos

    Un buen tip, es ahora que todos usamos el Facebook, es poner ahi diariamente cuanto haces de ejercicio, el dia que no lo hagas , tus mismos contactos te preguntaran…….hay que trabajar tambien con las criticas pero a favor…
    Mi problema es la constancia, aparte de que empiezo a hacer ejercicio, me siento bien, pero una vez que llevo 2 o 3 semanas algo pasa, me enfermo de gripa, algun musculo me da dolor, pero insoportable y agarrado de ahi, dejo de hacerlo por otro buen tiempo y recupero el peso perdido…pero cada vez lo intento nuevamente….ojala pudiera mantenerme con constancia y disciplina…pero estoy trabajando en eso…saludos !

    Responder
  3. Erika Reyes

    Siempre hay algunas excusas, para no hacer ejercicios, pero cuando uno hace ejercicio se siente motivado, dicen que a las cuatro de la mañana es el mejor sueño, pero les cuentos que la mañana es mucho mejor ejercitarse.

    Responder
  4. Miriam Zavala

    Mis pretextos favoritos son “Estoy demasiado cansado” y “No tengo tiempo” … pero después de visitar frecuentemente esta página me dí cuenta de los beneficios que provee la actividad física. Además las rutinas que encontré me han permitido ir eliminando poco a poco todos los pretextos y los malos hábitos que antes me anclaban al sillón y a la TV.

    Responder
  5. Aadal

    Yo llevo tres semanas corriendo un dia si y otro no despues de 20 años de no hacer nada de ejercicio. En realidad he corrido 9 dias muy poco todavia. Noto que estoy atrofiado y que me queda mucho para estar en forma. Pero lo importante es empezar

    Responder
  6. martin

    hola que tal!
    amigos estoy apenado por que se me ha detectado una tbc – pulmonar ,pero lo que mas me duele de todo esto es que el doctor me ha dicho que no puedo hacer nada de ejercicios fisicos y me duele bastante esos 6 meses sin poder jugar al balon que es lo que mas me gusta … que rabia me da!! por mi iria a entrenar todos los dias!! que hago!!

    Responder
    1. Daniel

      Martin, ¡arriba ese ánimo! sigue las indicaciones del médico para que logres recuperarte completamente, después tendrás tiempo para retomar la actividad física. Recuerda que la salud es lo mas imprtante.

      Responder
  7. Sue

    Las excusas arriba mencionadas las he usado yo por años pero los consejos que das para superarlas suenan muy bien, de hecho, he empezado a superar algunas de ellas. Tengo un amigo que me acompaña al gimnasio asi que esa es una motivacion mas.
    Gracias

    Responder
  8. anapedraza

    ¡Buenos días!

    En mi caso la excusa es la pereza, la terrible pereza y que me he abandonado un poco.

    Hace 10 años hacía un poco de ejercicio diario, ¡como se notaba! En fin, que no hay excusa.

    ¡Un saludo!

    Responder

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑