Algunos consejos para entender los mapas de montaña

Cuando estamos caminando por la montaña o estamos en plena excursión, incluso cuando somos parte de una expedición, siempre debemos tener un mapa de la zona que pretendemos atacar con nosotros. Por mucho que seamos diestros en la zona en cuestión y que nos sepamos el camino de memoria, este es uno de los elementos primordiales a nivel de seguridad y precaución que tenemos en la montaña. Si aun no eres de los más atrevidos montañeros que pueden guiarse hasta con una rama de un árbol no debes preocuparte, aprender el arte de entender mapas y la orientación en general es tanto innato en el ser humano como entrenable.

Aun así, debemos tener en cuenta diferentes aspectos clave, que nos ayudarán a entender los mapas de montaña y no caer en algunas imprudencias tontas que pueden llevarnos a accidentes grabes y desgracias. En ese sentido, no hace falta una licenciatura en cartografía, los mapas son simples si llevamos a cabo unos consejos simples pero muy útiles:

  • Consejos con el mapa de montañaOrienta el mapa hacía la dirección que estés mirando. Normalmente todos los mapas se orientan hacía el norte, pero debes comprobarlo y asegurarte. Cuando estamos en un bosque o en una zona escarpada o llena de nieve, es fácil confundir los sentidos, aquí el uso de la brújula puede ayudar si no somos capaces de orientarnos espacialmente.
  • Busca grandes indicadores: muchas veces los mapas nos parecen en japonés antiguo, pero en cuanto detectamos un elemento conocido o reconocible todo se vuelve mucho más simple. Busca a tu alrededor algún elemento que se pueda ver bien en el mapa, por ejemplo una montaña alta, una fuente, o una construcción.
  • La escala, tu amiga y enemiga: evalúa los tiempos y las distancias a partir de la escala, no será la primera vez que llega la noche porque en el mapa parecía muy cercano pero no lo era, ni tampoco será la primera vez que una excursión con peso en las espaldas para 8 horas se convierte en un paseo de 1 porqué el mapa lo hacía todo muy grande.
  • Los caminos cambian: a no ser que estemos hablando de una carretera o similar, ten en cuenta que las pistas y ante todo los senderos cambian cada vez que llueve o crece la vegetación, el camino tan simple del mapa puede convertirse en una ratonera sin salida.

Con estos elementos sobre la mesa, estoy seguro que no tendrás dificultades para empezar a “traducir” esos molestos mapas de montaña.

Si deseas leer más artículos parecidos a algunos consejos para entender los mapas de montaña te recomendamos que entres en nuestra categoría de De Montaña o nos leas en Facebook, Google+ o Twitter.

Comenta, opina, pregunta sobre algunos consejos para entender los mapas de montaña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.