Ataque cardíaco y ejercicio físico

Existe la creencia que aquellos que han sufrido un ataque cardíaco no pueden y no deben realizar actividad física.

Si bien es cierto que este tipo de patología puede modificar el organismo y los hábito de vida que se llevaban hasta ocurrir el episodio, no menos cierto es que la actividad física controlada es beneficiosa para este tipo de personas.

El corazón puede responder de forma positiva a todo lo que se le brinda y el ejercicio físico no es la excepción.

Aquella personas que han estado gran parte de su vida desarrollando trabajos sedentarios y deciden comenzar a realizar ejercicio físico deberán, previo a iniciar este tipo de actividades,  realizarse un chequeo médico y con mayor razón aún,  aquellas que padecen problemas cardíacos.

Una vez hecho esto quienes han padecido algún problema cardiovascular pueden iniciar una rutina de ejercicios físicos,  siempre bajo un estricto control médico, ya que  será una tarea altamente gratificante y que además le producirá estímulos beneficiosos.

Por otra parte, las investigaciones científicas hechas al respecto han dado como respuesta que el ejercicio ayuda a prevenir el riesgo de sufrir otro ataque cardíaco en personas que ya han pasado por esta circunstancia.

La rutina de ejercicio deberá estar planificada y deberá ser realizada de manera regular con los controles y cuidados necesarios que en cada caso se requieran.

Prestar atención a algunos síntomas, cuando se realiza la planificación de la rutina para establecer un programa adecuado que fortalezca el corazón sin riesgos de sufrir algún daño.

Síntomas como molestias en el pecho, dolor, pesadez, presión arterial alta, son indicadores de que algo no funciona bien y que el corazón no está recibiendo el oxígeno suficiente para trabajar de manera normal.

Si cualquiera de estas señales se manifiesta durante la actividad física deberá de inmediato detenerse y buscar ayuda médica.

Salvo estos hechos que son puntuales y a los que hay que prestar la debida atención, el ejercicio físico fortalece el corazón ya que lo hace latir de forma fuerte, aumentando sus músculos la capacidad de usar el oxígeno.

Con el tiempo y la práctica, el ejercicio físico regular hace que el corazón funcione de manera más eficaz.

Por otra parte, el hecho de seguir un programa adecuado de ejercicio físico ayudará a la persona con sobrepeso a adelgazar y mantenerse saludable, reduciendo también el riesgo de sufrir osteoporosis, colesterol alto, diabetes y reduciendo los problemas como la artritis.

Asimismo, el ejercicio físico disminuye la fatiga, mejorando los músculos ya que es un estimulante para el crecimiento de vasos capilares que se desarrollan en los músculos y que mejoran el transporte de oxígeno.

La práctica de actividad física también mejora la salud mental porque produce liberación de endorfinas, reduciendo la depresión, el estrés y los estados de ansiedad.

Ejercicios aeróbicos como nadar, caminar, correr o andar en bicicleta pueden hacerse por unos 20 minutos a media hora, pero será el médico quien determine la duración de la actividad física teniendo en cuenta la frecuencia “cardiaca objetivo” que será menor que la “frecuencia cardiaca máxima” utilizando además, parámetros como edad y forma física. Si además la persona ha tenido problemas cardiovasculares el profesional tendrá en consideración otros parámetros.

La mayoría de los médicos cardiólogos coinciden en el hecho que para aumentar la forma física, lo ideal son de 3 a 5 sesiones por semana de ejercicio aeróbico con una duración máxima de 45 minutos y para aprovecharlo bien el ejercicio cardiovascular debe ser practicado de 3 a 5 días por semana. Recordando siempre que al tiempo de ejercicio debe descontarse el de calentamiento y de estiramiento que oscila en unos 10 minutos en total.

Para quienes han sufrido algún tipo de dolencia cardiovascular el ejercicio físico será un aliado incondicional para una mejor calidad de vida.

Si deseas leer más artículos parecidos a ataque cardíaco y ejercicio físico te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades o nos leas en Facebook, Google+ o Twitter.

Comenta, opina, pregunta sobre ataque cardíaco y ejercicio físico

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.