Bailoterapia para estar en forma a cualquier edad

Conocer y adoptar la bailoterapia

Originaria de Venezuela, la bailoterapia es un deporte fitness que alía los ejercicios físicos a diferentes danzas asociadas a ritmos latinos y caribeños. Consiste en hacer aeróbic, al tiempo que se baila.

Se trata de una actividad tan apasionante, que la bailoterapia impedirá que se resienta la fatiga debida a la repetición de los diferentes ejercicios, a parte de que las sesiones se desarrollan en un ambiente fundamentalmente festivo. Incluso después de un día de trabajo intenso, siempre será un placer encontrarse para una sesión de bailoterapia. Este deporte permite desconectarse de la rutina y echar a fuera el estrés acumulado durante la jornada.

La bailoterapia permite alcanzar 3 objetivos: permite quemar entre 500 y 800 calorías por sesión de una hora, y se puede llegar hasta las 1000 calorías, en función del metabolismo de la persona que lo practica. Esta nueva forma de deporte permite mantener la línea en un cuerpo tonificado, dar fluidez a la sangre y atenuar los dolores articulares.

Se trata de un buen medio para tener unos glúteos, unos muslos y unas pantorrillas de acero, en un cuerpo bien definido y flexible. También es un buen medio para evacuar el estrés. Finalmente, es el momento propicio para aprender a bailar a ritmo del compás latino.

El desarrollo de una sesión

Como toda actividad, requiere una gran participación del cuerpo. La sesión de bailoterapia comienza por un tiempo de calentamiento. El entrenador pide que se efectúen una serie de movimientos específicos de la cabeza y de los hombros, y luego de los brazos.

Seguidamente, el calentamiento continúa por una serie de estiramientos, para terminar con movimientos de pedaleo estando de pie. El calentamiento depende del tema que después se abordará en la sesión, puesto que es posible que un curso pueda estar centrado en un solo ritmo en particular. Finalmente, comienza la danza.

A través de varios ritmos latinos como el mambo, la salsa, el merengue u otros muchos más, de origen afrocubanos, el deportista se entrega a los saltos, a los estiramientos, encadenando los movimientos con algunos pasos de danza, más o menos complicados, y combinados con movimientos de aeróbic.

La sesión termina por un tiempo más lento, para permitir a cada ejercitante que retome su propia respiración natural, y vuelva a reconectarse a la realidad. Para obtener unos buenos resultados significativos, se aconseja practicar la bailoterapia tres o cuatro veces a la semana.

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑