Combatir los golpes de calor

Uno de los peligros que tenemos ante nosotros durante el verano son los golpes de calor. Muchas veces, ni tan solo nos percatamos de ellos, y hace que tengamos unos efectos físicos inesperados pero al no detectar la razón de ellos, no somos capaces de darles una buena solución, y estamos condenados a sufrirlos durante más tiempo y a poder provocar problemas físicos más grabes.

Antes de nada, hay que decir que el golpe de calor se genera cuando nuestro cuerpo eleva la temperatura hasta un nivel por encima de lo normal. Las razones pueden ser varias, por ejemplo el ejercicio físico, estar al sol mucho rato, espacio cerrados sin ventilación, etc.

Una vez que lo hemos sufrido, notaremos diferentes sensaciones en nuestro organismo, tales como: debilidad, dolor de cabeza, mareo, debilidad muscular, náuseas y vómitos, latidos del corazón… etc.

Ante todo, hay que afirmar que estás sensaciones lo que nos provocan es un malestar general, que hace que no tengamos ganas de hacer nada, y a la vez, que nos impiden realizar con normalidad nuestras actividades cotidianas.

Cuando notamos que hemos sufrido un golpe de calor, debemos actuar con cierta diligencia, aunque tampoco cayendo en el pánico más absoluto. Busquemos una zona húmeda y fresca, donde rebajar la temperatura de nuestro cuerpo, bebamos (poco a poco) algún líquido, y también tomemos precauciones para no volver a estar expuestos a tanta calor sofocante.

Si al cabo de unos 30 minutos no notamos mejoría, sería cuestión de acudir de inmediato a un médico especializado, ya que el golpe de calor puede ser mortal. Aún y esto, no pensemos que es algo inmediato o que puede provocarnos la muerte instantánea. No funciona así, pero si que debemos tomar precauciones.

Si se trata de personas mayores, directamente debemos prevenirlos de estar expuestos mucho rato al sol, por su propia seguridad. Una abanico o un paraguas son soluciones simples pero muy útiles.

Si deseas leer más artículos parecidos a combatir los golpes de calor te recomendamos que entres en nuestra categoría de Prevención o nos leas en Facebook, Google+ o Twitter.

Comenta, opina, pregunta sobre combatir los golpes de calor

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.