Cuidados para disfrutar de lo bueno de hacerse mayor

Hacerse mayor no tiene por qué tener nada de malo. El paso de los años, más que conllevar una lista de achaques más o menos amplia, puede significar un buen número de ventajas. Por supuesto, algo tenemos que poner de nuestra parte, no vamos a dejarlo todo en manos de la naturaleza.
Una vez superados los tiempos turbulentos de la adolescencia, nuestra personalidad ya está bastante asentada, sólo hay que dejarla reposar, para que vaya sacando lo mejor de sí misma. Somos los responsables de nuestras vidas y en nuestras manos está sacarle el mejor partido.
Nuestros gustos y necesidades han ido cambiando con el tiempo. Ya no lloramos para que mamá nos haga el bocadillo y, aunque aún nos guste jugar a las vídeo consolas, somos mayorcitos para empezar a cuidar de nosotros mismos. Cuidarnos por dentro y por fuera.

La revista Esquire de este mes de Febrero, una de mis preferidas, no sabría decir muy bien por qué, trae en este número un sencillo, ilustrativo y eficaz artículo sobre grooming. La lógica subyacente es aplastante: a cada edad de un hombre, le corresponden unos cosméticos en concreto. Esos y no otros. Difícil de rebatir, ¿verdad?
Dejando de lado niñerías, prejuicios varios y otras tonterías por el estilo, el hecho es que cada vez más, el cuidado personal es una actividad a la que los hombres vamos prestando más atención. Los días de la caverna, el garrote y los trajes de pieles han quedado atrás. Por suerte.
La clasificación que propone Esquire traza tres marcas en los 25, 30 y 40 años, proponiendo, para cada una de esas edades, los productos más adecuados. El objetivo perseguido es poder cubrir las necesidades de los hombres incluidos en cada uno de esos rangos de edades.
A partir de los 25 años, el afeitado corre a cargo de la Fusion Power de Gillette. Tenemos toda la vida por delante, pero, por eso mismo, hay que prevenir antes que lamentar. Los recursos: Moisturizing Recovery Cream de Shiseido, Close-Shavers Squadron, Roll-on Efecto Hielo Ojos de L’oréal Men Expert y Face Scrub de Clinique Skin Supplies for Men. Perfecto equipamiento.
Pasar la barrera de los 30 supone un toque de atención para muchos. Pueden empezar las prisas y las presiones por aquello de casarse y tener hijos. De todos modos, paciencia, el mundo ya no es el de hace 30 años. De entrada, vamos a tomarnos nuestro tiempo para el afeitado. Después, Age Defense For Eyes de Clinique Skin Supplies for Men y Micro-Nutrient Moisturizing Balm de Lancôme. Casi nada.
Los 40 suponen la entrada en la flor de la vida, pero hay que vigilar que la pobre no se marchite. La receta: un poquito de amor, sexo y buen humor. El añadido: Facial Fuel Eye De-Puffer de Kiehl’s, Exfoliante Termo Activo y Tratamiento Intensivo 21 días de Loewe.
A partir de aquí, sólo queda seguir el sabio ejemplo del vino. A saber, ir ganando cuerpo y sabor con el paso de los años.

Si deseas leer más artículos parecidos a cuidados para disfrutar de lo bueno de hacerse mayor te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cosmética Masculina o nos leas en Facebook, Google+ o Twitter.

Comenta, opina, pregunta sobre cuidados para disfrutar de lo bueno de hacerse mayor

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.