Detectar y prevenir la insolación

La insolación puede provocar la muerte. Así de simple y tajante se debe ser cuando hablamos de una insolación, y es que parece ser que no nos percatamos del todo de la peligrosidad que conlleva los cambios bruscos de temperatura en nuestro cuerpo, y más concretamente, las subidas de temperaturas que pueden ser verdaderos quebraderos de cabeza y altamente peligrosos.
Además, uno de sus peligros es que podemos confundirla con un golpe de calor, y aunque tienen efectos similares, hay que ir con mucha cuenta, ya que es mucho más peligrosa que un golpe de calor, de hecho, es incluso posible que suframos una insolación poco después de sufrir un golpe de calor, o al forzar demasiado la maquina.
Algunas formulas para detectar si estamos sufriendo una insolación es por ejemplo, mirarnos la piel, si tenemos la sensación de que está altamente caliente y seca, pero no suda, es un primer síntoma. Aunque normalmente la insolación viene acompañada de confusión y de pérdida de conocimiento.
Por si fuera poco, también tendremos vómitos repetidos, y en general, una sensación de ahogo general, de que nos cuesta respirar y llegar al aire. Al notar todo esto, o alguno de ellos, debemos ir lo más rápidamente posible a resguardarnos y a ponernos bajo la atención de un médico, ya que como decía al principio, es altamente peligroso.
Pero qué hacer si pensamos que un compañero o alguna persona está sufriendo una insolación. Lo primero es llevar a esa persona a un lugar fresco, la clave está en que baje la temperatura de su cuerpo, así que un lugar fresco, quitar la ropa innecesaria y abanicarle para que reciba aire son buenas ideas.
Otra cosa que se puede hacer, es mojar el cuerpo de la persona con agua tibia. Es importante no hacerlo con agua fría, ya que puede llevar a reacciones innecesarias.

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑