El agua termal beneficios para la salud

Los estudios realizados sobre los beneficios de las aguas termales permitieron crear diversos tratamientos basados en sus excelentes propiedades terapéuticas.

El agua al filtrarse en la tierra a una determinada profundidad se calienta y alcanza altas temperaturas, que hacen que ésta suba por cualquier grieta geológica hasta llegar a la superficie.

Durante ese proceso, el agua va recogiendo distintos minerales que la transforman en un líquido de propiedades inigualables.

Este tipo de aguas tienen cualidades energéticas como la ser la potente ionización, mineralización, radiactividad, gases y variaciones de PH.

El tipo de minerales que contendrán las aguas termales dependerá de la composición del suelo por el que se desplazan o acumulan. Generalmente contienen,

hierro, flúor, bromo, boro, cromo, yodo, sodio, fósforo, silicio carbónico y arsénico entre los minerales más encontrados.

Las propiedades de las aguas termales dependerán entonces de la variedad en la composición de minerales y de la temperatura alcanzada.

Con las aguas termales también se fabrican productos cosméticos para tratamientos de belleza y cuidado de la piel.

Entre las aguas que tienen una acción más específica y directa sobre la piel distinguen aquellas que son ricas en:

  • Cloruro: Son las que ayudan a regular el exceso de sebo en la piel y calman la irritación.
  • Sulfatos: Se encargan de dar elasticidad a la piel además de poseer un efecto relajante sobre el organismo.
  • Flúor: Tienen acción antiséptica sobre la piel, sobre todo beneficiosa en personas con acné.
  • Hierro: Sirven para mejorar diversas afecciones de la piel actuando como un eficaz complemento en las dietas para adelgazar.
  • Cobre: Ayudan en la síntesis del colágeno y de la melanina y queratina.
  • Zinc: Posee acción hidratante y reparadora y mejoran los problemas de acné.
  • Calcio y Magnesio: Poseen una función que activa las propiedades enzimáticas de la piel.
  • Sodio: Eficaces para controlar el equilibrio hídrico de la piel.

Hoy la cura termal es uno de los sistemas terapéuticos que ha adquirido mayor importancia para la salud, ya que la persona que toma un baño termal recibe la temperatura de ésta en forma de un shock consiguiendo que los minerales sean absorbidos por el organismo en pequeñas cantidades y una vez que esos minerales se depositan en el tejido celular subcutáneo ejercen una acción que activa el metabolismo a través del hipotálamo suprarrenal.

La acción que producen las aguas termales sobre el organismo es sumamente completa y tiene propiedades curativas entre ellas:

  • Es un estimulan de las defensas del organismo.
  • Depura la sangre porque elimina las toxinas y sustancias de desechos tanto a través del sudor como de la diuresis que provocan.
  • Son un reactivador del metabolismo
  • Poseen acción desestabilizante excelente en el tratamiento de afecciones reumáticas.
  • Tienen poder analgésico y calman los dolores.
  • Relajan los músculos, actuando sobre edemas y procesos fibrosos crónicos.
  • Sedante ideal para el sistema nervioso
  • Tonifican los músculos
  • Tienen acción miorelajante sobre contracturas y problemas de rigidez, importante en los tratamientos de reeducación muscular esquelética.

Los baños termales tienen una acción directa sobre las dolencias reumáticas como también sobre los problemas cardiovasculares, arteriosclerosis, sistema muscular y articulaciones.

También tienen efectos sedantes y relajantes, ideales para tratamientos contra el estrés.

Las personas que más beneficios reciben de las curas con aguas termales son aquellos que sufren de reumatismos crónicos como artritis reumatoidea, artritis psoriásicas, fibrositis, ciática, gota y también secuelas de traumatismos, post operatorios y distrofias en general.

Las personas que sufren de afecciones crónicas como asma bronquial, laringitis, sinusitis y faringitis también se ven beneficiadas con las propiedades de las aguas termales, al igual que aquellas que padecen de problemas de piel como eczemas y son una terapia ideal para el blanqueamiento de la piel en los enfermos de psoriasis.

En todos estos casos y para que los baños termales produzcan los efectos deseados deben realizarse como mínimo durante unos 20 días y es necesario consultar al médico previamente sobre la conveniencia o no de un programa de baños, como también la duración de cada uno, número de inmersiones y la temperatura estable o creciente según la resistencia física de cada paciente.

Asimismo, los baños con aguas termales ayudan a normalizar las funciones de las glándulas endocrinas y el funcionamiento del sistema nervioso, además de generar una mayor producción de endorfinas. Si las aguas contienen azufre son beneficiosas para personas con dermatitis, hongos, acné  y psoriasis.

Los beneficios de los baños con aguas termales son infinitos algo que la naturaleza le brinda la hombre desde tiempos remotos y que hoy se aprovechan de la mejor forma para la salud, estética y bienestar general.

3 Comentarios

  1. socimper

    Maravillosos los beneficios de las aguas termales 42-44 grados centígrados para las regeneraciones de los tejidos incluido la piel. El rejuvenecimiento por temperatura y en empleos de las aguas termales la real natural fuente de la juventud eterna.

    Responder
  2. Juan

    Excelentes las aguas termales para en rejuvenecimiento por temperatura revertir la vejez y atentos a las indicaciones y contraindicaciones. Gracias.

    Responder
  3. Plataformas Vibratorias - Vibromax

    Muy recomendado los beneficios son muchos, mis familiares ya mayores lo aprovechan al máximo.

    Salu2.

    Responder

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑