El boom de los alimentos sustitutos

La tendencia actual de los consumidores es adquirir alimentos sustitutos, es decir, aquellos que en teoría reemplazan los alimentos naturales para satisfacer necesidades inmediatas. Sin embargo, nadie tiene en cuenta qué consecuencias pueden acarrear en un futuro. Tal es el boom de los alimento sustitutos que han comenzado a surgir empresas especializadas en productos biorgánicos, que son libres de todo tipo de elemento perjudicial para los alimentos sanos.
La característica fundamental de los alimentos sustitutos es que cuentan con procesos químicos, que aunque aseguran su calidad no son genuinamente naturales. Asimismo estos han nacido como consecuencia del problema de la población a nivel mundial, dado que los alimentos naturales que requieren de procesos naturales de crecimiento no son suficientes para abastecer a la población.
Los productos biorgánicos pueden ser una alternativa muy buena aunque resultan muy caros en comparación con aquellos productos naturales que se pueden comprar en centros comerciales o mercados.
Hay gran variedad de productos sustitutos, solo que el consumidor final es el que tiene la última palabra y se dejará llevar por su bolsillo y por los alimentos que lo beneficien inmediatamente como los naturales.
Además es importante aclarar que comer sano no tiene por qué ser para ricos. Pese a que los alimentos sanos poseen una imagen de ser caros, no siempre es así. Por ejemplo, el pan integral es más caro que el pan blanco, pero una bolsa de patatas es más económica que una de snaks.
Dicho esto, te ofreceremos a continuación una serie de consejos para una alimentación saludable:
– Reducir las comidas de preparación rápida como las ensaladas envasadas o comidas preparadas, ya que son más caras que comprar los vegetales por separado.
– Evitar las comidas rápidas, adquiriendo en su lugar los productos básicos u originales.
– Eliminar los gastos adicionales mediante los refrescos con gas, zumos y bebidas alcohólicas por agua con la que nos ahorraremos muchas calorías.
– Limitar las proteínas de las carnes magras que son sumamente caras, por las legumbres que son fuentes de proteínas a un módico precio.
– Consumir productos de temporada, es decir, elegir una fruta o verdura según la temporada.
– Comprar genéricos cuando se trata de alimentos como las pastas, las salsas, las galletas o los lácteos.
Pensar en grande es la premisa dado que se pueden adquirir productos como el arroz, la pasta, la avena, las alubias, las hierbas, las especias, entre otros, a granel a un precio increíble.

Si deseas leer más artículos parecidos a el boom de los alimentos sustitutos te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación sana o nos leas en Facebook, Google+ o Twitter.

Comenta, opina, pregunta sobre el boom de los alimentos sustitutos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.