El cuidado de una piel negra o mestiza

Si por un lado las pieles negras presentan la ventaja de ofrecer una mejor protección contra el sol, y por lo tanto un retraso en la aparición de los signos del envejecimiento cutáneo, por otro se muestran más vulnerables frente a la deshidratación.

Basta con observar una piel negra al salir del baño o de la ducha para comprobar la importancia de la hidratación: una vez seca, la piel oscura se vuelve blanquecina y escamada. Estos son los primeros signos de la sequedad cutánea.

De ahí la importancia de hidratar bien y de manera cotidiana la piel para evitar que aparezcan signos visibles en las piernas, y en la parte superior del cuerpo. De la misma forma, la sequedad se manifiesta a nivel de los brazos, en los espacios interdigitales y en la cara.

La piel negra o mestiza

Por lo general se piensa que las pieles negras o mestizas son más secas que las blancas, pero eso es falso. Todas la pieles tienen la misma capacidad de hidratación, pero están menos adaptadas a los climas secos.

Al parecer, una piel negra está mejor adaptada a los climas tropicales y húmedos, donde el nivel de humedad ambiental puede alcanzar el 98%, frente a menos de un 80% que existe en Europa. Las pieles negras mal adaptadas a una baja hidrometría retienen peor el agua.

Los enemigos de las piles negras

Es posible que esta sensación de sequedad se vea incrementada por la cal del agua. Para evitar esto lo mejor es utilizar un gel dermatológico suave, y un suavizante para el agua.

Sin embargo, el verdadero enemigo de la piel negra es el peeling. Para evitar la deshidratación conviene saber que las células muertas de la piel sirven para mantener cierto nivel de hidratación cutánea, y que los peelings excesivos pueden convertirse en una fuerte agresión epidérmica.

Más vale lavar con suavidad la piel, con el fin de preservar las células muertas que se acumulan en la superficie del cuerpo.

La manteca de karité

Cuando la piel negra se seca es necesario compensar su falta de agua con una buena hidratación. Tradicionalmente se suelen utilizar productos a base de karité, puesto que tiene beneficios hidratantes, suavizantes y embellecedores.

Contrariamente a lo que se cree no es bueno utilizar aceites que dejan la piel grasienta, pero que no la hidratan en profundidad. En cambio, los cosméticos que son verdaderamente hidratantes son los que actúan como una esponja y permiten a la piel que retenga mejor el agua.

Dinos que opinas

  1. Sofía Black

    Hay muy poca información sobre estos temas y mucho menos en idioma Español. Mis más grandes felicitaciones por el artículo, es muy ilustrativo.

    Un abrazo.

    Responder

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑