Electromusculación: musculación por estimulación eléctrica

La electromusculación, también conocida como gimnasia pasiva, es definida por la utilización de la estimulación eléctrica para hacer reaccionar los músculos a través de un programa definido, como la musculación, el fitness, o el bodybuilding.

Este método suele utilizarse generalmente para facilitar el aumento rápido de masa muscular. Los electrodos situados sobre la superficie de la piel tienen como misión transmitir breves impulsos eléctricos para estimular las fibras nerviosas periféricas de los músculos.

Los principales objetivos son los nervios motores, que están en el origen de las respuestas mecánicas musculares y las fibras nerviosas sensitivas para obtener efectos endorfínicos y antálgicos.

La reacción esperada es la contracción de los músculos, provocada por el intermediario de un estímulo externo sobre unos músculos determinados. Cuando se utiliza un aparato de electromusculación, la contracción de los músculos no se realiza de manera voluntaria. Las contracciones son provocadas por impulsos eléctricos externos que proceden del aparato empleado.

Con este tipo de aparatos es posible programar la frecuencia, y la intensidad de estos impulsos. Algunos estudios han demostrado que la utilización de estos aparatos no es peligrosa para la salud. Efectivamente, la intensidad y la duración de la estimulación eléctrica producida por estos aparatos son lo suficientemente débiles para evitar cualquier agresión a nivel de las células del organismo.

La corriente generada por estos aparatos se manifiesta por una relación cíclica o una forma de onda para permitir a los músculos que se contraigan en función de la intensidad y la frecuencia de los impulsos.

Los aparatos de electroestimulación pueden ser utilizados, bien para favorecer la recuperación, tras un esfuerzo físico considerable, bien para preparar los músculos antes de retomar cualquier tipo de entrenamiento físico.

Ciertamente, pueden favorecer la eliminación de los ácidos lácticos, responsables de ciertos dolores provocados por las agujetas. La utilización de este aparato puede realizarse de forma cotidiana, siempre que tengamos en cuenta la variación de los músculos que se deben trabajar, con una duración máxima de 1 hora al día para cada parte del cuerpo.

Si deseas leer más artículos parecidos a electromusculación: musculación por estimulación eléctrica te recomendamos que entres en nuestra categoría de Fitness o nos leas en Facebook, Google+ o Twitter.

Comenta, opina, pregunta sobre electromusculación: musculación por estimulación eléctrica

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

2 Conversaciones

  1. En Benalmádena han puesto también un centro de electromusculación se llama egymfit.es y estoy pensando en apuntarme. Cuántas sesiones son necesarias para empezar a ver los resultados? Y, cuántas sesiones por semana recomendaríais para un principiante?

    Responder

  2. Ciertamente me hace dudar de la fiabilidad de toda esta web la afirmación “la eliminación de los ácidos lácticos, responsables de ciertos dolores provocados por las agujetas” Está más q demostrado que las agujetas no tienen nada q ver en absoluto con el ácido láctico, sino que son microrroturas producidas en las fibras musculares tras ejercicios intensos. Una simple ojeada en google en sitios científicos (y no de aficionados al gym) puede resolver ese tipo de gazapos que hacen perder totalmente la credibilidad de todo un portal.
    Por lo tanto, tendré que seguir buscando más información sobre la electroestimulación, ya que de aquí no me fío nada.

    Una pena.

    Responder