Estonia un destino de tradiciones ancestrales

Nuestra propuesta de hoy es Estonia un destino de tradiciones ancestrales. Esta República báltica ubicada al norte de Europa limita con Letonia, Rusia, Finlandia y el Mar Báltico.

Una cultura diferente, donde una profunda religiosidad es la característica de quienes habitan la región llamada Estoma, en la frontera con Rusia. Ellos conservan no sólo su propio idioma, sino también un estilo de vida, culinaria y hasta tradicionales atuendos que los distinguen como una cultura de excepción. Su típico canto denominado Seto es ejecutado durante el festejo de sus eventos más tradicionales.

visitando EstoniaLlegando a la región de Võrumaa hallaremos una magnífica zona montañosa donde se encuentra el parque natural Naja y por el cual corre el río Võhandu, el más extenso de Estonia, un paisaje maravilloso para recorrer y disfrutar. En Võrumaa habitan aproximadamente unas 70000 personas y hablan la lengua Võru que se ha preservado en el tiempo.

Este pequeño país de Estonia un destino de tradiciones ancestrales presenta diversos sitios interesantes para conocer, siendo el turismo cultural y rural las dos opciones que más se desarrollan en la actualidad, sobre todo teniendo en cuenta que la mayor parte del territorio de Estonia es una gran reserva natural, con una variada fauna y flora autóctonas.

Su capital la ciudad de Tallin es atractiva y nos cuenta un poco de la historia del país, donde murallas y calles empedradas recuerdan el pasado. Declarada Patrimonio de la Humanidad se trata de una ciudad elegante, romántica y con un poco de misterio.

Su entorno natural también invita a disfrutar de sus bellos paisajes, viendo el mar desde sus bonitas terrazas o recorriéndola en un antiguo tranvía.

Paseos a caballo, deportes acuáticos, senderos, pantanos y pinares son sólo algunas de las maravillas que posee este país.

Otras ciudades y lugares para conocer son Parnu y Haapsalu se destacan por su microclima , con balnearios que son visitados para realizarse terapias con arcilla, en la costa oeste de Estonia hallaremos bosques y ríos cristalinos y a este paisaje se suman sus bonitas casas con el tejado de caña, castillos y varios restos arqueológicos.

Estonia posee también varias islas donde es posible la práctica de ciclismo, senderismo además de disfrutar de sus magníficas playas. En la mayor de esas islas llamada Saaremaa se encuentra el Castillo Episcopal que data del siglo XIV.

Por último el centro de esquí Otepää es muy conocido ya que aquí se realizan los mundiales de esquí de fondo. Otepää es el centro de esquí por excelencia de Estonia, ya que aquí tiene lugar algunas etapas de los campeonatos mundiales de esquí de fondo.

Estonia, un destino de tradiciones ancestrales que es posible visitar durante todo el año por la variedad de paisajes y actividades que pueden realizarse.

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑