Flatulencias y entrenamiento

La flatulencia consiste en la presencia de aire u otros gases en el intestino que puede o no expulsarse a través del ano. Aunque los gases intestinales son molestos no suelen ser debidos a enfermedades importantes.
sólo son un signo de que algo no anda bien y suelen estar relacionados con la alimentación y el estilo de vida.
Los gases intestinales se suelen producir por fermentaciones intestinales debidas al estreñimiento, dietas caóticas, comer demasiado rápido, nerviosismo, dietas con exceso de fibra, leche y sus derivados en personas que no toleran la lactosa, problemas pancreáticos, algunas medicaciones, colon irritable, diverticulitis, intestino irritable, enfermedad de Crohn, falta de flora intestinal o de enzimas digestivos. Hay personas que sólo manifiestan con eructos y otras con hinchazón intestinal.
flatulenciaLa expulsión de estos gases suele ser algo que nos causa verguenza si la necesidad es imperiosa, pues no podremos controlar su salida y como todos sabemos en muchos casos suele ser sonora y olorosa.
Aunque también nos lo podemos tomar como un evento anecdótico y gracioso, todo dependerá del contexto en el que los flatos decidan surgir al viento. Si ocurre mientras entrenas en un gimnasio abarrotado de gente no creo que te quieras aparecer durante varios dias por esa sala.
Aunque peor le sucedió a esta profesora de Fitness, no solo durante una clase si no que además ante las cámaras y de forma muy sonora.

Profesora Pedorra


Fuente: Youtube

Si deseas leer más artículos parecidos a flatulencias y entrenamiento te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación sana o nos leas en Facebook, Google+ o Twitter.

Comenta, opina, pregunta sobre flatulencias y entrenamiento

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.