Hábitos para una piel saludable

Salud es sinónimo de belleza, especialmente cuando hablamos de la piel; la mayoría de las mujeres y no pocos hombres inviertimos tiempo y dinero en el cuidado de nuestro rostro, pero la mayor parte de las veces se descuida lo mas importante, pretendiendo tener una piel bonita solo con usar algunos productos cosméticos.
Es cierto que las cremas, bálsamos, maquillajes, y demás productos consméticos ayudan al cuidado de la piel, sin embargo para que sean realmente efectivos es necesario mantener un estilo de vida saludable.
Ninguna crema o tónico servirá si nuestra piel no está bien hidratada o si no aportamos los nutrientes suficientes a nuestro organismo; de igual manera ciertos hábitos causan mucho daño a la piel, así que para tener una piel bonita lo mejor es dejar de lado o evitarlos.
El consumo excesivo de azúcares, el estrés, el tabaco, beber poca agua, o la falta de sueño son solo algunas de las causas para una piel prematuramente envejecida, con granos o manchas. Cambia ciertos hábitos y verás como tu piel mejora rápidamente.
Vivir al ritmo actual es sinónimo de estrés, preocupaciones y pocas horas de sueño, todo esto se traduce en daños acumulativos a tu organismo que se ven reflejados en la piel. Dedica por lo menos 6 horas cada noche al sueño, lo ideal es disponer de 8 horas de descanso reparador.
Además de ser causa de muchas enfermedades, el humo del tabaco causa deshidratación de la piel del rostro provocando su envejecimiento prematuro, provoca manchas y hace que los dientes se amarilleen. Por si fuera poco, las micropartículas presentes en el humo del tabaco causan obstrucción de tus poros y por lo tanto más posibilidades de tener granos. Solución: deja de fumar lo antes posible, si no puedes dejar el hábito intenta reducirlo al mínimo, tanto tu piel como tu organismo te lo agradecerá.
Beneficioso en su justa medida, el sol nos da la vida pero abusar de él puede provocar grandes desastres en la piel. El sol puede ser causa de manchas en la piel, granitos e inclusive cáncer. Si eres de los que gusta broncearse, usa siempre una protección alta para evitar las quemaduras.
Tan necesario como el aire lo es el agua, nunca dejes de beber toda la que necesites. Los especialistas sugieren tomar por lo menos 8 vasos de agua al dia para mantenernos hidratados. Aparte de mantener los niveles hídricos en valores saludables, beber suficiente afua durante el dia nos permite eliminar toxinas y mantiene la piel tonificada.
Si tienes la piel grasa o eres propenso al acné, evita alimentos muy grasos y los azúcares refinados. Esta sugerencia es válida para todos, lo mejor es llevar una dieta saludable y equilibrada donde las frutas y verduras sean parte importante. De ellas obtenemos la mayoría de los micronutrientes que nuestra piel necesita para estar sana.
Mantener el peso corporal en los rangos saludables es otro beneficio de una buena alimentación, con ello contribuimos a mejorar la apariencia de la piel previniendo que se estire y luego quede fláccida al bajar de peso con dietas restrictivas.
Como ves, los buenos hábitos no solo te ayudarán a tener una piel radiante y joven sino que te proporcionan beneficios de forma integral al mantenerte sano durante mas tiempo.

Dinos que opinas

  1. Ronaldo

    muy buen consejo gracias al q escribio todo esto

    Responder

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑