Los efectos de la vida sedentaria

Existen muchas personas que llevan una vida con poca o nada de actividad física, permaneciendo la mayor parte del día sentados, a esto se llama vida sedentaria.

La mayoría de ellas no realizan actividad física por falta de tiempo ya que su trabajo les insume gran parte del día y por la noche se encuentran agotados como para desear por lo menos hacer una caminata de una media hora.

Existen personas que no gustan directamente de realizar ejercicio, ni ir al gimnasio o practicar cualquier tipo de deporte, prefieren en sus horas de descanso, precisamente hacer eso descansar, instalados delante del televisor o del ordenador, y aquellos que trabajan por medio de Internet y que pasan la mayor parte del tiempo frente a la pantalla, dicen quedar sin fuerzas para realizar otro tipo de actividad.

Pero esa vida sedentaria tiene sus problemas ya que cuando alguien no realiza actividad física todos sus músculos dejan de ser utilizados, lo que genera una deficiente circulación sanguínea en todo el cuerpo, trayendo aparejados otros problemas de salud como la obesidad, enfermedades del corazón, músculos que se van atrofiando, diabetes, osteoporosis y apnea cuando duermen.

Muchos especialistas atribuyen la vida sedentaria a una actitud de flojera, ya que se inventarán cientos de razones para no hacer ejercicio como cansancio, fatiga, aburrimiento, falta de tiempo, otros compromisos ineludibles, mucho trabajo, etc.

En realidad  el cansancio,  que si bien es verdadero, se refiere más a un cansancio mental que  físico, pero lo cierto es que si se practica un poco de ejercicio  puede que al principio experimentemos cansancio, pero luego nos sentiremos mejor, tanto física como mentalmente y con más energía.

La obesidad es un problema que se encuentra íntimamente ligado a la falta de ejercicio y el exceso de peso traer aparejada la vida sedentaria, convirtiéndose la situación en un círculo vicioso.

Inclusive, en el mundo moderno ya los niños llevan una vida muy sedentaria, producto de la tecnología, razón por la cual los adultos deberíamos inculcarles un mayor apego a las actividades deportivas, evitando así el sedentarismo que genera el riesgo de problemas serios de salud.

Tener una vida activa es saludable, realizar una dieta apropiada y actividad física moderada previene el riesgo de contraer una gran cantidad de enfermedades.

Puede comenzarse realizando caminatas de 10 a 15 minutos diariamente, lo importante es elegir un camino que nos haga sentir bien, caminar sin prisa en un comienzo para ir acostumbrando el cuerpo, pudiendo ser de ayuda el hecho de buscar un compañero de caminatas que las hará mucho más amenas.

La actividad física es importante para combatir el sedentarismo cuando éste se ha instalado en nuestra vida y si la realizamos de manera gradual serán muchos los beneficios que recibiremos a cambio.

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑