Masajes para hombres

Vivimos en una sociedad excesivamente marcada por el estrés, la tensión y las prisas. Toda vida saludable necesita desprenderse de estos factores que ponen en riesgo algo más que nuestra propia salud psicológica y espiritual. Igualmente, todos estos factores negativos mencionados, dañan la belleza física de nuestro cuerpo. Tanto hombres como mujeres necesitan una cura antiestrés, al menos una o dos veces al año.
El método más rápido y simple es el del masaje. En cuestión de una hora podemos conseguir que nuestros músculos se encuentren completamente relajados y sin tensión acumulada. Esto, que parecía un hábito adquirido en las mujeres, hoy en día se ha convertido en más que una necesidad, en buena parte de la población masculina trabajadora.

La Técnica

Las necesidades, tanto corporales, físicas y espirituales de un hombre son diferentes de las de las mujeres. En el caso de una sesión de masaje, esta verdad también se cumple. Ciertamente, la técnica de un masaje masculino no tiene nada que ver con la que se emplea con las mujeres. Con los hombres, los terapeutas deberán ejercer más presión, y tocar con más fuerza.
Pero, si bien la fuerza, para el tratamiento masculino, es de rigor, la dulzura también es esencial. Lo ideal es comenzar el masaje con movimientos lentos, suaves, y después ir subiendo la intensidad para tonificar los músculos desde el interior, y terminar con unas leves caricias sobre la piel.
El masaje masculino se basa, fundamentalmente, en un trabajo dorsal y también en las manos y en los pies. Esto está pensado, especialmente, para los hombres que pasan mucho tiempo, a lo largo de la jornada, frente a un ordenador. Debemos saber que los pies poseen ciertos puntos de extrema sensibilidad que si se masajean convenientemente pueden liberar la mayor parte de la tensión acumulada.
Una vez que ya conocemos la técnica de un buen masaje para hombres, nada nos podrá impedir que nos relajemos un rato en nuestro propio despacho de trabajo. Pero, para una relajación completa, lo mejor es someterse a un masaje integral.

¿Dónde acudir para un buen masaje?

Los centros de belleza proponen una gran variedad de tipos de masajes para hombres. Si verdaderamente buscamos algo de calidad, lo mejor es acudir a un Spa. Hoy en día, en las grandes ciudades, existen este tipo de instalaciones, sin necesidad de tener que esperar a las vacaciones para marcharnos lejos de nuestro propio entorno a algún balneario de aguas termales, en no sé que lugar perdido, a los pies de las montañas. Simplemente buscando por spa en España se encuentra una gran oferta.
Normalmente, los centros de cuidado corporal que ofrecen este tipo de servicios, disponen de un entorno excelente para la relajación: la música suave, el perfume de aceites esenciales, las velas y, cómo no, las manos de un experto o una experta.
En cualquier caso, no lo dudemos, donde mejor nos sentará una buena sesión de masaje, será siempre en nuestro propio domicilio, junto a la persona que comparte nuestro corazón y sentimientos. En realidad, el ambiente y el entorno que habitualmente ofrecen los centros profesionales de relajación, son fáciles de crear en nuestra propia casa.

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑