Ponte en forma con My Fitness Coach

Si te dedicas a buscar el bienestar de tu cuerpo pero a veces te cansas de intentarlo solo, entonces My Fitness Coach es tu solución. Se trata de un entrenador virtual que te ayudará a personalizar el programa de preparación física de acuerdo a tus requerimientos. A medida que vayas poniéndote en forma podrás ser testigo de como irás alcanzando tus objetivos de bienestar paulatinamente.

My Fitness Coach se convertirá en aquel compañero de ejercicios que te motivará y ayudará a mantenerte con energías y concentración. Maya, el entrenador del juego, te brindará una serie de consejos útiles para ayudar a que tu cuerpo y tu mente estén saludables.

Como ya dijimos, puedes personalizar tu rutina de ejercicios con cualquiera de las 480 actividades que se incluyen desde el entrenamiento aeróbico y de fuerza hasta yoga, flexibilidad, y pérdida de peso. Asimismo debes fijar tus objetivos de bienestar personal y establecer tu propio calendario de ejercicios, para luego controlar tu progreso en el tiempo a través de la pantalla del juego.

No olvides que podrás convertir tu sala de estar en un gimnasio en el que podrás escoger entre un gran abanico de configuraciones y música, que fueron diseñados especialmente para vigorizarte.

Puedes elegir entre 8 ambientes de ejercicio como por ejemplo, un pacífico jardín de meditación para encontrar el equilibrio espiritual deseado. En cuanto a la música deberás seleccionar entre 7 tipos distintos de música, diseñados para que te muevas fervorosamente, como el hip- hop, la música de los 80, la latina y la dance.

My Fitness Coach saldrá al mercado a principios de marzo y estará habilitado tanto para PS3 como para Wii. Recuerda que My Fitness Coach no es un juego sino un entrenador personal que te ayudará a convertir tu cuerpo en todo un mitológico adonis griego.

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑