Alimentos recomendables, opcionales y perjudiciales

Es importante que todos sepamos que lo que ingerimos a lo largo del día puede representar un tóxico o una medicina en potencia para nuestro cuerpo.
Por este motivo los alimentos que consumamos tienen una vital importancia en el mantenimiento del equilibrio interno del organismo.
Una alimentación equilibrada se logra teniendo una amplia base de hidratos de carbono complejos, como lo son: el pan, las pastas, los cereales integrados, las papas, las legumbres, entre otras.
Alimentos recomendables, opcionales y perjudiciales 1También tienen que estar presentes las frutas y las verduras ya que las mismas contienen vitaminas, minerales y fibras cuyo consumo es fundamental para el organismo.
No debemos dejas de lado a los vegetales no refinados y al pescado.
Un ejemplo de alimento que deben ser ingeridos de forma eventual son las carnes rojas, los lácteos y los huevos y los alimentos que deben ser evitados son: las grasas saturadas, los azucares o los alimentos procesados industrialmente.
ALIEMTOS RECOMENDABLES:

  • Frutas y zumos naturales: 4 raciones diarias
  • Verduras y hortalizas: 1 ración cruda (en ensalada) y 1 ración cocida una vez al día como mínimo
  • Cereales integrales: 70% de los totales ingeridos (arroz, trigo. Mijo, pastas, etc.)
  • Legumbres: 2 raciones diarias (lenteja, soja, guisantes, etc.)
  • Germinados: de 2 a 3 veces a la semana (brotes de soja, de trigo, etc.)
  • Semillas y nueces: 2 veces semanales pero en poca cantidad
  • Aceite de oliva o de lino: raciones diarias
  • Pescado de agua fría: de 2 a 3 veces semanales (salmón, sardinas, caballa, etc.)
  • Agua mineral y zumos : 8 vasos diarios entre los 2

OPCIONALES:

  • Lácteos: 1 ración diaria (evitar la leche de vaca reemplazándola con yogur biológico y quesos frescos)
  • Carne: 1 vez cada 10 días (evitar el cerdo)
  • Huevos: 2 veces a la semana

PERJUDICIALES:

  • Azúcar refinada y dulces
  • Grasas saturadas y grasas trans (margarina, aceites refinados, etc.)
  • Sal en exceso
  • Embutidos
  • Harinas blancas refinadas (pastas blancas, pan blanco, etc.)
  • Productos procesados industrialmente con conservantes o colorantes químicos
  • Carne roja y de aves en exceso, es decir más de una vez por semana.

Siguiendo esta sencilla guía podrás lograr que tu alimentación sea lo más sana posible, con lo que lograrás que tu organismo este saludable en un 100%.