• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Nuestro organismo dispone de procedimientos necesarios para favorecer la eliminación de residuos tóxicos que se acumulan y adelgazar sano, pero puede ocurrir que los órganos encargados de esta función no puedan asumir totalmente su función. La razón la vamos a explicar ahora, puesto que existen elementos de respuesta para poder realizar una buena desintoxicación del organismo.

Las causas

Nuestro organismo está sometido a muchos ataques externos que lo contaminan. La lista es tan larga como heterogénea. En el país del sobreconsumo de medicamentos, 40 veces más que la media europea con cerca de 1.500 pastillas al año y por habitante, estas sustancias se colocan en el rango de los productos tóxicos, a pesar de que evidentemente son indispensables en algunos casos. La contaminación atmosférica, el tabaco, el alcohol, los modos de cocción también están en el top de los contaminantes externos que impiden adelgazar sano.

Dieta de desintoxicación

La autodefensa

Menos mal que la naturaleza está bien hecha, el organismo tiene las armas necesarias para combatir estos ataques tóxicos y poder adelgazar sano. El hígado, los intestinos, los riñones y los pulmones, pero también la piel a través de la transpiración, son los guerreros de este ejército encargado de la eliminación de residuos del organismo. El hígado suele ser el jefe. La desintoxicación pasa, en efecto, por la transformación de productos liposolubles en productos hidrosolubles. El hígado juega un papel importante en la eliminación de tóxicos porque sus células contienen un gran número de enzimas implicadas en la transformación de los tóxicos.

La estacionalidad

El final del invierno es el momento más adecuado para comenzar la primavera con un cuerpo regenerado. Particularmente después de haber ido tomando diferentes medicamentos analgésicos, antibióticos tras las gripes, bronquitis, episodios infecciosos y otros desarreglos provocados por el frío. Por lo general, una o dos curas de desintoxicación anuales se aconsejan en los pacientes polimedicamentados para adelgazar sano.

La lista de la compra

Se adoptan hábitos de desintoxicación haciendo la compra, comenzando por poner en el primer lugar de la lista las frutas y verduras procedentes de la agricultura biológica para limitar los pesticidas. Conviene priorizar las verduras de la familia de las crucíferas, la alcachofa, la endivia, el pepino para adelgazar sano. Las especias favoritas de los nutricionistas son la cúrcuma, el romero, y el regaliz.

Luego hay que establecer una lista de alimentos que se deben evitar durante una semana, los productos transformados, los platos preparados, los platos en salsas, los alimentos ricos en ácidos grasos saturados, los azúcares rápidos como las sodas, la repostería.

No se trata de rechazar definitivamente estos alimentos del plato, sino evitarlos durante una semana y consumirlos después sin exceso, preferentemente por separado para adelgazar sano.

La higiene de vida

Imposible dejar de lado aquello que contribuye a desintoxicar el cuerpo a diario. No debemos olvidarnos nunca de la actividad física para adelgazar sano. Practicar una actividad física de forma frecuente, por lo menos una hora, de dos a tres veces a la semana, permite al organismo evacuar más fácilmente los tóxicos. Primero se puede empezar caminando, puesto que es un deporte accesible a todo el mundo.