• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

En el mundo de la lencería masculina, ciertas marcas han decido poner el acento en el aspecto de la alta gama para destacar de entre el resto.

Es cierto que se habla mucho de lencería femenina con todos sus encajes y materiales sedosos. Pero el hombre también tiene derecho a sublimar sus atributos en una bonita ropa interior, independientemente de la edad o la corpulencia. A este pequeño juego, algunas marcas como Zimmerli, Derek Rose o Hanro se han sumado como firmas de referencia.

Zimmerli, una marca suiza de lujo

Esta marca siempre ha tomado en consideración los glúteos de los hombres, puesto que tiene una experiencia de más de un siglo de creaciones. En cuanto a sus productos, Zimmerli desea incorporar a un máximo de hombre, independientemente de su edad, a través de unos tonos neutros y unos materiales agradables de llevar, como el algodón.

Por lo tanto, los amantes de los slips de lycra rosa fosforescente, deben abstenerse. El corte de sus productos justifica también el estatus como producto de lujo. Sin embargo, la Ropa-interiorinversión (entre 40 y 70 euros según el producto) es rentable, puesto que esta ropa interior resisten más que otros al paso del tiempo, al uso y por supuesto a la lavadora.

Derek Rose, la lencería de los VIP

Si queréis sentiros como una estrella, basta con llevar puesto alguno de los modelos o calzones de la marca Derek Rose. Contrariamente a Zimmerli, Derek Rose pone el listón muy alto a través del uso de unos textiles lujosos como la seda y el algodón de alta gama, fabricados por la empresa.

Se puede decir que la marca ha conseguido su propósito, ofreciendo una gama de ropa interior tan lujosa como la del resto de su ropa. Los colores van en la misma dirección que los tonos empleados por Zimmerli, al igual que los precios: 55 euros el calzón, y 44 euros el slip.

En todo caso, no queda mucho espacio para la fantasía en esta línea de ropa interior de alta gama. Para pertenecer a esta categoría, la lencería masculina debe mantenerse en los tonos neutros, normalmente más chic, con diferentes ofertas en cuanto a los cortes, y realzando al máximo la anatomía masculina.