• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

A pesar de que no existen rutinas de ejercicios de Pilates disponibles para todos los niveles en función de la capacidad del principiante hasta el nivel más alto, las posturas de Pilates para hombres son cada vez más populares porque ofrecen técnicas de ejercicio que han sido adaptadas a partir de rutinas estándar para tener en cuenta la física diferente, las fuerzas y las debilidades del cuerpo masculino, ofreciendo así soluciones adaptadas a cada problema específico.

Estos han sido concebidos en series de ejercicios especialmente adaptados para hombres que se traducen, a lo largo de un periodo de tiempo, en el desarrollo de hábitos de desplazamiento eficaces para el conjunto del cuerpo, que se convierten en una parte de los movimientos diarios, sin tener que pensar conscientemente en realizarlos. Se convierten así en movimientos automáticos efectuados por el cuerpo para reforzar las buenas prácticas como el mantenimiento de una buena postura tanto para caminar como para estar sentado.

Aplicando de forma regular una serie de posturas de Pilates, el efecto será mejorar el equilibrio global y el control muscular resultante del condicionamiento corporal para que estas técnicas incrementen la flexibilidad y la fuerza de los músculos de base del cuerpo. El resultado es una mejora de la postura cuando se está sentado o se está de pie, y una reducción correspondiente de la presión ejercida sobre la columna vertebral. Igualmente, se consiguen mejorar los hábitos respiratorios. El resultado se manifiesta en una reducción de los niveles de estrés con una mejora ulterior del bienestar mental.

Hombre haciendo Pilates

Los hombres que intentan practicar esas técnicas de ejercicio posturas de Pilates, se benefician especialmente de unos movimientos concebidos para mejorar la postura y el equilibrio, lo que contribuye a mejorar la estabilidad, la flexibilidad y la fuerza muscular de base, y el resultado es una mayor fortaleza corporal, puesta en forma y resistencia.

Existen diferentes posturas de Pilates para hombres y cada uno puede después ser modificado teniendo en cuenta las propias circunstancias personales y los objetivos que se desean alcanzar. Los muchos ejercicios disponibles para emprender son generalmente efectuados sobre una colchoneta, y pueden implicar el uso de diferentes tipos de balón de ejercicio de tamaños diferentes, y diferentes longitudes de cuerdas.

Las técnicas de ejercicio creadas por el Pilates pensado para hombres no son tan difíciles, y los resultados se trasladan a una mejora del nivel de bienestar, de la puesta en forma, y de una mejor forma física y mental. Las ventajas ofrecidas son el mantenimiento reconocido por la gente mucho mayor que buscan alcanzar mayor fuerza de base muscular y que se traduce por el mantenimiento de una postura más correcta, una mayor flexibilidad y un aumento renovado de todo aquello que aporta la vida.