• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

La temporada de otoño invierno está a la vuelta de la esquina y, como todos los años, toca hacerse con algunos buenos pares de zapatos que nos protejan de cara a los meses de más frío. A pesar de que normalmente solemos acudir a cierto calzado como botas de agua o zapatos especiales para el frío, la verdad es a la hora de escoger un buen par de zapatos es necesario fijarse en ciertos detalles que marcarán la diferencia. 

4 tips para elegir el mejor calzado femenino en este otoño invierno 1

Además de ser un calzado práctico, un buen calzado de diario para este invierno debe ser cómodo, elegante, de calidad y fácil de combinar. En este sentido, una buena compra de calzado de cara a este invierno serían las estupendas Botas Mou de Il Baco da Seta, un par de botas de la máxima calidad, confeccionadas con los mejores materiales y que prometen ser el calzado estrella para esta temporada. 

Más allá de esta recomendación, contar  con un buen calzado para pasar el invierno es un factor clave para cuidar de toda nuestra salud, protegiéndonos del frío y la lluvia y ayudándonos a mantenernos abrigados durante todo el día. 

Analiza tus necesidades y compra en consecuencia

Lo principal antes de empezar siquiera a buscar un par de zapatos es saber cuáles son nuestras necesidades y prioridades. En este sentido, debemos pensar qué tipo de calzado estamos comprando: para trabajar, para salir a hacer deporte, para hacer recados o un calzado que nos sea un poco polivalente para el día a día. 

Analizando cuáles serán nuestras necesidades concretas, podremos saber qué tipo de calzado necesitamos, si uno que nos ayude, por ejemplo, a amortiguar el peso para estar toda una jornada laboral de pie o, por el contrario, que sea cómodo y ligero para llevarlo todo el día de un lado a otro. 

Al fin y al cabo, lo más importante a la hora de comprar un buen calzado de invierno es que nos ayude a protegernos, nos aporte confort y se adapte a nuestras rutinas diarias para poder aguantar todo el día de pie sin ningún tipo de molestias. 

Infórmate acerca de los materiales de confección

Otro de los tips más prácticos que se pueden aplicar a la hora de escoger unos buenos zapatos para invierno es que nos fijemos con qué materiales están confeccionados. En primer lugar, deberíamos descartar aquel calzado fabricado a base de tejidos sintéticos, que normalmente, no dejarán transpirar bien los pies y acabará provocando algún tipo de problema por el exceso de humedad. 

Por otra parte, también debemos fijarnos en que los materiales de todo el zapato sean de buena calidad y nos permitan hacer frente a la lluvia sin mojarnos los pies o nos proporcionen un extra de calor con un forro interno de tela polar. En este sentido, los zapatos de invierno son prácticamente el único recurso que tenemos para proteger nuestros pies de las inclemencias meteorológicas, por lo que la atención en los materiales se vuelve un punto imprescindible a la hora de comprarlos. 

Lo cierto es que si buscamos un buen calzado femenino para este invierno, que resiste las bajas temperaturas y la época de lluvias, lo mejor es invertir en zapatos que estén confeccionados con materiales de alta calidad, que ofrezcan resistencia y durabilidad. 

La gran importancia de la suela

Si los materiales de fabricación son un punto imprescindible para escoger unos buenos zapatos femeninos de invierno, tampoco debemos olvidarnos de otro aspecto fundamental: la suela. Para escoger un calzado con una suela de calida hay que tener en cuenta diferentes detalles. 

Por una parte, debemos fijarnos en que la suela sea completamente antideslizante, con cierta altura y que cuente con una plantilla cómoda. Una de las cuestiones más importantes a la hora de escoger un calzado es que tenga una buena suela, ya que sobre ella se apoyarán de forma constante nuestros pies. Así, la suela debe ser lo suficientemente ancha y mullida como para amortiguar el hecho de pasar prácticamente todo el día de pie. 

Además de esto, es importante también que nos fijemos en que la suela cuente con un extra de flexibilidad, ya que eso nos permitirá adaptar el zapato tanto a nuestro propio pie como a nuestra forma de caminar. 

Prioriza la practicidad con colores neutros

Finalmente, el último consejo que os podemos dar para escoger unos buenos zapatos femeninos para este otoño invierno es que prioricéis siempre el uso de colores neutros. Unos buenos zapatos de invierno nos acompañarán durante toda la temporada de frío y, para eso, es imprescindible que sean fácilmente combinables con todo tipo de prendas. 

En este sentido, los colores más básicos como el marrón, el negro o el azul marino serán los perfectos para encontrar un calzado cómodo, en tendencia y que podamos utilizar de manera práctica en nuestro día a día. Al fin y al cabo, unas buenas botas de invierno para la lluvia serán nuestras compañeras durante mucho tiempo y, lo más apropiado es que podamos utilizarlas en cualquier ocasión para garantizar que nuestros pies vayan siempre protegidos de la lluvia y el frío.