• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La alimentación que tenemos hoy en día no es sana para todos nuestros órganos, incluido el hígado. Con el tiempo, estos se resienten cada vez más y por ello debemos limpiarnos con cierta frecuencia. El hecho de comer un exceso de frituras, y alimentos transformados o con aditivos es nocivo para la salud, sobre todo si se añade el estrés y las inquietudes.

Por esta razón no hay nada mejor que aprovechar las virtudes de varios complementos para desintoxicar el hígado.

¿Cómo utilizar los alimentos que limpian el hígado?

Como en cualquier régimen alimenticio, lo ideal es añadirlos poco a poco al régimen diario. Para este caso en particular, se recomienda realizar dos limpiezas hepáticas de la vesícula biliar dos veces al año, y dejar de lado los alimentos que no son buenos para la salud y estos órganos.

Por ejemplo, se puede añadir al régimen alimenticio un alimento sano cada semana. Veamos ahora los 10 alimentos que no deben faltar en el régimen cotidiano para poder limpiar el hígado.

Vida sana

El ajo

Con una pequeña cantidad, se pueden activar las enzimas de este órgano y eliminar las toxinas. Igualmente, el ajo contiene selenio y alicina, que permiten limpiar mejor el hígado.

El pomelo

Gracias a su alto contenido en vitamina C y en antioxidantes, el pomelo ayuda a estimular el mecanismo natural de la desintoxicación. Se puede tomar un vaso de zumo de pomelo fresco exprimido por la mañana antes del desayuno para eliminar las sustancias cancerígenas.

La zanahoria y la remolacha

Gracias a su gran aporte en betacaroteno y en flavonoides, estas dos verduras estimulan la función hepática.

El té verde

Se trata de un aliado para el hígado gracias a sus compuestos tales como la catequina, que asiste las funciones de este órgano. El té verde está igualmente recomendado para un régimen de adelgazamiento natural.

Las verduras verdes

En este caso nos referimos por ejemplo a las espinacas y a los cardos. Se pueden comer crudas, cocidas, o en smoothie. Aportan clorofila al flujo sanguíneo. También neutralizan los metales tóxicos, los pesticidas y los productos químicos de los alimentos, y protegen el hígado.

El aguacate

Ayuda a la producción de glutatión, un elemento vital para la limpieza hepática y para eliminar las toxinas, lo ideal es consumirlo crudo.

La manzana

Esta fruta contiene pectina y otros excelentes compuestos para la liberación de toxinas del tracto digestivo.

El aceite de oliva

También puede ser aceite de lino o de cáñamo, exprimido en frío. Gracias a sus lípidos, el aceite de oliva elimina las toxinas y reduce la sobrecarga tóxica del hígado.

Los cereales

En este caso se puede tratar de arroz integral por ejemplo. Rico en vitamina B, ayuda a metabolizar las grasas y a descongestionar el hígado. En cualquier caso, no se recomienda consumir harina blanca.

Las verduras crucíferas

En este caso nos referimos a verduras como el brócoli y la coliflor. Tienen el poder de aumentar los glucosinolatos y la producción de enzimas, al tiempo que eliminan las sustancias cancerígenas.