• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Con un marco privilegiado gracias a su enclave privilegiado enclavado en el Parque Nacional de Sierra Nevada y la Alpujarra, en la provincia de Granada. El Balneario de Lanjarón y sus tratamientos personalizados son la opción perfecta para aquellos que desean cuidar su cuerpo y su mente, además de relajarse y descansar.

El descanso y relax está relacionado con una mejor calidad de vida y en ocasiones es saludable optar por una alternativa de viaje que nos lleve a algún sitio donde estas cualidades se encuentren reunidas para el bienestar físico y mental además de la belleza.

Considerada como el agua de la vida, salud y juventud eterna, las aguas de esta región fueron utilizadas en el pasado por los mozárabes que además dieron nombre a este favorecido oasis.

Desde 1770 que las propiedades curativas de sus aguas fueron reconocidas llegando así la época de fama del establecimiento tanto a nivel nacional como internacional, siendo durante el siglo pasado el punto de descanso obligado de reyes y personajes famosos como Federico García Lorca o Virginia Wolf.

En la actualidad,  el Balneario de Lanjarón, ha sabido adaptarse a las terapias y técnicas modernas, incluyendo en sus instalaciones todos aquellos elementos necesarios para realizar los tratamientos y pasar inolvidables días de relax.

Balneario de Lanjarón y tratamientos personalizadosSus amplias y modernas instalaciones están especialmente diseñadas para brindar los mejores tratamientos con aguas minero-medicinales, además de la atención de un equipo médico entrenado en hidrologías que se encarga de diseñar programas personalizados para cada cliente.

Relajarse, revitalizar el cuerpo, tratar afecciones y recuperar la salud de la piel son las propuestas de este lugar, a través de tratamientos contra el estrés, depresión, afecciones variadas y problemas circulatorios.

Piscina dinámica con 8 puestos, duchas circulares, baños a vapor, sauna finlandesa, cabinas de masajes, presoterapia, estética termal, terrazas de reposo y solarium son solo algunas de las propuestas para llevar adelante los tratamientos.

También, quienes desean pasar varios días en este maravilloso lugar, existen alojamientos diversos en hoteles que se encuentran en la Villa del Lanjarón, con la posibilidad de desarrollar otras actividades como senderismo y paseos tanto por el pueblo como por los hermosos jardines, disfrutando de un tiempo inolvidable de relax y saludable placer.