• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Todos estamos de acuerdo en que practicar cualquier tipo de deporte al aire libre es bueno, ya que nos hace entrar en contacto con la naturaleza y nos devuelve en cierto sentido esa parte animal que llevamos dentro, ese elixir perdido por la rutina y por la industrialización de nuestras ciudades y de nuestras vidas.

Pero es evidente que los deportes extremos nos reclaman con algo más, ya que aunque en la mayoría de ellos no pongamos en peligro nuestra vida, si que es cierto que algo de todo eso tienen y que por tanto ese valor añadido es justamente ese nosequé en el estomago que nos lleva a ir más allá en la práctica del deporte.

La adrenalina es uno de los beneficios de los deportes extremosPero los deportes extremos tienen muchos beneficios, o más bien, cosas importantes que los hacen atrayentes, a continuación os proponga una pequeña lista con algunos de estos beneficios:

  • Adrenalina: al contrario que otros deportes, los extremos nos proporcionan una descarga increíble de adrenalina y de energía.
  • Esa rara sensación de que se han cruzado algunos límites y que se han tenido que realizar unos esfuerzos considerables para llegar a la meta.
  • La sensación del riesgo acontecido durante la actividad, que nos lleva de nuevo a la sensación de nuevas metas, pudiendo aplicar esto a nuestra vida cotidiana.
  • Desafiar al peligro. Una sensación de ventaja y de incrementar el sentimiento de superar límites y logros.

Como veis, todos los puntos están muy relacionados entre si, y hablan de lo mismo: superar y conseguir logros. Muchas veces nos vemos atraídos a los deportes de riesgo justamente porque pensamos que nuestra vida ha caído en una rutina considerable, y notamos que estás pequeñas grandes ventajas o beneficiosos que tienen los deportes extremos nos pueden devolver algo de las ganas por continuar seguir creyendo en algo y querer superar nuevos retos en la vida.

Por eso, tampoco es de extrañar que muchas empresas opten por hacer pasar a sus empleados por este tipo de deportes, ya que de esa manera creen que pueden devolverles o darles un plus de superación y ganas de conseguir logros dentro de la empresa. Sin duda, tampoco es mala idea.