• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La caída del cabello en los hombres es un fenómeno progresivo y bastante frecuente. Normalmente se debe a una razón doble: la alopecia es de origen hormonal, y hereditaria. ¿Cuáles pueden ser los remedios a utilizar para su prevención y tratamiento?
Si por una parte, las razones hereditarias y hormonales masculina (el exceso de testosterona) explican la calvicie en los hombres, también es verdad que existen otro tipo de factores de riesgo que evidencian este problema.
En este caso nos referimos al estrés intenso (tras un divorcio, ante una intervención quirúrgica…); a algunos medicamentos; a una enfermedad de la piel (hongos, lupus…); o bien a una lesión del cuero cabelludo (quemadura, radioterapia). Todas estas causas pueden estar en la base de una caída del cabello, bien progresivamente, o a veces en gran cantidad.
¿Cómo impedir la caída del cabello en los hombres? 1En cualquier caso, conviene saber que es mucho más fácil limitar o detener la caída del pelo, que hacerlo crecer de nuevo.
Por esta razón es fundamental que visitemos a nuestro dermatólogo, para que con la mayor rapidez posible diagnostique la causa de la caída que nos afecta personalmente, y pueda aconsejar algún tratamiento preventivo, adaptado a nuestra sintomatología para frenar el avance de la alopecia.

¿Qué se puede hacer para prevenir la caída del cabello?

– Evitar el uso de champú, o de otros productos, agresivos (tintes, fijadores…).
– Darnos, ocasionalmente, un masaje en el cuero cabelludo: con la cabeza inclinada hacia delante, efectuar movimientos lentos y suaves con la yema de los dedos.
– Evitar el uso del secador a muy alta temperatura.
– Dejar que el pelo se seque al aire, antes que usar un secador eléctrico.
– Evitar el uso de elásticos en el pelo largo (gomas para recoger el cabello, alisadores eléctricos…).
– Proteger el cuero cabelludo y la piel de los rayos solares. Utilizar una gorra o sombrero cuando el sol es intenso.
– Cuidar el aporte vitamínico y mineral (hierro, zinc, silicio, vitamina B), y llevar una dieta sana, variada y rica en frutas y verduras.
– Beber agua regularmente.
– Evitar el estrés, con ejercicios de relajación, tales como el yoga u otros. Tener en cuenta que el estrés actúa directamente sobre la producción de hormonas.

¿Qué tipo de medicamentos tomar contra la alopecia?

Existen dos tipos de tratamientos, bajo supervisión médica.
El Minoxidil (loción capilar): este producto frena la caída del cabello, retardando el ciclo capilar. Se debe utilizar en los primeros inicios de la calvicie. Se presenta bajo forma de loción capilar que se debe aplicar todos los días, por la mañana y por la noche, sobre el cuero cabelludo. Los resultados son visibles tras varios meses de tratamiento. Una vez que se detiene el uso de este producto, la caída continúa.
La Finasteride (comprimidos): este producto inhibe la actividad de la encima que transforma la testosterona en dihidrotestosterona, que es una molécula dañina para el bulbo capilar. Es un tratamiento muy eficaz que detiene la caída del pelo en más de un 86% de los varones que lo han utilizado durante un año. Más de la mitad de los hombres sometidos a este tratamiento confiesan un aumento de la densidad capilar.
Otro método, pero con intervención quirúrgica es el implante capilar, pero de este ya hablaremos en otro momento.