• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Independientemente de la edad, si se tiene dolor en las rodillas, es un asunto de preocupación. Quizás no se trate ni de los huesos ni de los músculos, sino de las articulaciones que están conectadas a los huesos de la rótula. En cualquier caso, el cuerpo está intentando enviar un mensaje. Algo afecta a la salud y se refleja en esta zona en particular.

El hecho de tomar medicamentos para el dolor de cabeza, no hacer ejercicios y evitar a cualquier precio las escaleras son las cosas peores que se pueden hacer. A pesar de que estas estrategias pueden reducir el dolor, no funcionan más que de forma temporal.

Una vez que se ha intentado volver a la normalidad, el dolor de las rodillas se manifiesta de nuevo. Si las rodillas os hablan, están diciendo este tipo de cosas:

No subir escaleras

Cuando las rodillas piden esto, es que se tiene mucho dolor. Si se sufre dolor cuando se suben las escaleras, quizás sea porque están usadas.

Rodilla dañada

Otras causas del dolor

  • Defectos congénitos,
  • traumatismos,
  • desarreglos metabólicos.

El dolor de rodillas en el momento de subir las escaleras puede ser una señal precoz de una enfermedad llamada osteoartritis de rodilla, que afecta principalmente al cartílago.

La osteoartritis es una afección articular crónica. Esto significa que el dolor puede durar en el tiempo, en las articulaciones. Se manifiesta también con hinchazón, calor y una limitación de los movimientos. Para evitar que esta enfermedad progrese, es importante no realizar movimientos excesivos y repetitivos.

Las razones por las cuales este dolor podría desarrollarse son las siguientes:

La osteoartritis se presenta normalmente en personas de edad media y puede afectar a personas mayores. Entre las características hereditarias, encontramos las piernas arqueadas y las rodillas juntas. La obesidad hace que las articulaciones de las rodillas deban soportar más peso. Una lesión deportiva, por ejemplo, es un potencial factor causante de la osteoartritis. Ponerse de rodillas o en cuclillas, llevar objetos pesados y caminar demasiado en el marco del trabajo puede provocar un uso excesivo de las rodillas.

Sentir un crack

Cuando la rótula hace un pequeño crack, es quizás porque hay un pequeño desgarre del menisco. Se trata de una lesión deportiva corriente en los deportes de contacto, como el rugby o el fútbol americano.

Cuando el deportista sufre esta dislocación, la rodilla cesa de funcionar correctamente y la persona debe someterse a una operación para resolver esta dificultad. Los meniscos son discos cartilaginosos que tienen forma de C. Están situados entre el fémur, la tibia, y la rótula. Los meniscos ayudan a mantener estable la rodilla. Amortiguan los impactos que reciben los huesos.

Complementos alimenticios

Gracias a su alto contenido en proteína, Colágeno Plus es perfecto para cualquiera que busque aumentar su consumo diario de proteína o quiera una fuente de proteínas durante sus sesiones de entrenamiento para ayudar al crecimiento y al mantenimiento de la masa muscular. Este productos se puede adquirir fácilmente en la tienda online Myprotein.

Si se presenta un desgarre en el menisco, conviene inmovilizar la rodilla. Poner un vendaje en la zona afectada para estabilizarla. De esta forma, se previenen los movimientos no necesarios y se evitan daños más importantes a nivel de los tejidos y de los músculos.