• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Para cuidar la salud digestiva, es fundamental que limpiemos el colon y que prestemos atención a la alimentación, respetando los microorganismos que le son esenciales aportándole vitaminas y minerales.

Gracias a este delicioso zumo de apio, de zanahorias y de lino, se consigue que el colon se desprenda de todas las bacterias nocivas que lo pueden inflamar y provocar algún tipo de daño. Es importante tener en cuenta que un colon sano es el reflejo de una buena salud general.

Conviene recordar que el colon es un órgano donde habitan microorganismos que son indispensables para su equilibrio. Conviene por lo tanto cuidar este órgano gracias a remedios que tienen por finalidad limpiarlo y purificarlo.

El colon debe disponer de sus propias bacterias para que pueda limpiarse convenientemente y sintetizar la vitamina K. Por esta razón, el zumo que hoy presentamos es ideal para nutrirlo y fortalecerlo sin romper su equilibrio.

Zumo de zanahorias

Receta de zumo de apio, zanahorias y lino

El colon aprecia particularmente que se le ofrezcan alimentos frescos, sanos y con una alta tasa de antioxidantes. Sin embargo, una alimentación rica en grasas saturadas, en conservantes, en azúcares y en harinas blancas sobrecarga el colon hasta destruir poco a poco este entorno propicio a los microorganismos beneficiosos.

Una excelente forma de favorecer la salud y el equilibrio del colon es beber este zumo natural todos los días.

El apio

El apio contiene vitaminas A, B1, B2, B6, B9, C y E, y minerales como potasio, sodio, calcio, zinc, magnesio, hierro, azufre, fósforo, cobre, y silicio. Se trata de una fuente de nutrientes de origen vegetal que se digiere muy bien y que por consiguiente llega rápidamente hasta las mucosas del intestino y el colon para reforzar su microflora.

Otra información importante relativa a este zumo de apio es su alto contenido en un tipo de aceite esencial que combate la inflamación del colon. Además de ser un excelente diurético y laxante, el apio contiene enzimas que inhiben el crecimiento de células cancerígenas.

Por todas estas razones, es importante incluir este zumo de apio en la alimentación.

Las zanahorias

Las zanahorias son una de las verduras más ricas en antioxidantes y que favorecen la salud intestinal. Los betacarotenos, la pectina y la vitamina C sirven para combatir la inflamación así como otras condiciones que alteran el equilibrio interno del colon.

Los granos de lino

Si el apio y las zanahorias nutren y protegen el colon, los granos de lino sirven para depurarlo, respetando las bacterias sanas necesarias para que se cumplan las funciones de este órgano.

Los granos de lino eliminan de las mucosas los depósitos fecales y los parásitos que pueden desarrollarse en esta parte del organismo. También favorecen la eliminación y la depuración de las grasas. El lino es ideal para combatir la inflamación y fortalecer los tejidos fragilizados por un pH demasiado ácido que daña el colon.

Si nos acostumbramos a consumir una cucharada de granos de lino molida al día durante el desayuno, observaremos grandes beneficios al cabo de dos semanas solamente, digestión más fácil, mejor tránsito intestinal, y defensas inmunitarias más fuertes.