• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

En la actualidad, existe toda una filosofía positiva que gira alrededor del ejercicio físico puesto que se idealiza en exceso el poder de la belleza en sí misma cuando en realidad, el ejercicio aeróbico es sano por los efectos secundarios que produce a largo plazo.

Cuerpo y mente están más unidos de lo que parece a simple vista y existen más formas de cultivar la mente que leer un libro, estudiar o acudir a un museo. La mente también se enriquece a partir de la actividad física por lo que merece la pena reflexionar sobre los beneficios emocionales que produce el ejercicio físico.

Cuerpo sano y mente en forma1. Adiós al sedentarismo. En primer lugar, a través del compromiso con el deporte, cualquier persona tiene una actitud más activa ante la vida. El deporte es positivo incluso para luchar contra ciertas enfermedades como la depresión.

El sedentarismo no sólo puede provocar obesidad física sino también, mental.

2. El deporte también mejora las relaciones sociales porque es posible tener un tejido social de pertenencia gracias a una actividad deportiva. Por ejemplo, los hombres que acuden al gimnasio también hacen amigos allí y charlan con conocidos. Tener amigos con los que compartir una misma pasión por el deporte une mucho.

3. El deporte es un hábito de salud consciente y a través del mismo te cuidas a ti mismo porque te dedicas tiempo y atención. Es un espacio de relax en el que olvidarte de todas las preocupaciones de la rutina.

4. Menos estrés laboral y menos cansancio son dos de los beneficios más positivos del deporte que es excelente para liberar la presión y además, aporta una dosis de energía extra.

5. El pensamiento positivo es efecto directo del ejercicio físico. Por tanto, gracias al deporte llenas tu mente de un montón de ideas estimulantes.

Sin duda, se mire por donde se mire, hacer deporte siempre es gratificante a nivel de cuerpo y mente.