• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Para todos y todas aquellas que se han pasado toda la temporada pasada compitiendo y haciendo deporte, ahora que llega el verano puede ser que se encuentren en la situación de no saber que hacer, pero su cuerpo, como es evidente, les pide continuar haciendo deporte. Llegados a este punto es una buena ocasión para prácticar los deportes de extremo o de riesgo, y por ello, a continuación un pequeño listado de los que pueden llamarte más la atención:

  • Quads. Es una modalidad cómoda, que te permite el contacto con la naturaleza o con el espacio urbano, se puede practicar en muchas modalidades, adaptadas al ritmo que tengamos en nuestro manejo del volante, a la vez que nuestras ganas de osadía ante todo tipo de retos. Una buena opción para practicar en grupo.
  • Escalda y montañismo. Ya solemos hablar bastante sobre esto, pero quizá es el momento de probar esa montaña más alta que te dejaste el año pasado por falta de tiempo y motivación, o empezar una buena escalada en algún bosque urbano disponible cerca de tu casa, las opciones son muchas y también se pueden adaptar fácilmente al nivel que tengamos, o que nos apetezca.
  • Deportes de riesgo para el verano 1Windsurf: A los amantes de la playa que quieran algo más, una tabla, una vela y el viento como energía de propulsión. Aquí se verán las habilidades de cada uno, a la vez que practicamos deporte tanto en el agua como en la playa, lo que puede ser altamente refrescante para muchos, modalidades más arriesgadas son el kitesurf o incluso el hidrospeed.
  • Parapente: Otra de las clásicas del verano, lanzarte al aire en un planeador flexive sin morros. Sin duda, esto no es apto para todos aquellos que tengan miedo a las alturas. De igual forma es quizá donde más preparación prévia se necesita y donde hay un riesgo mayor, pero las sensaciones son muy gratificantes.
  • Otros: Tenemos una larga lista con más opciones, relacionadas en parte con las que he comentado, por ejemplo el salto en paracaídas, el rafting, así como todos aquellos deportes rurales de verano, que de buen seguro encontraremos en la zona donde pretendamos dirigirnos este verano.