• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Esta nueva técnica reversible está basada en un tratamiento indoloro a base de ultrasonidos a nivel de los testículos. El tratamiento con ultrasonidos permitiría detener la producción de espermatozoides durante seis meses. Este método anticonceptivo eficaz no tendría ninguna incidencia en la fertilidad masculina, al final de un período de seis meses.

La píldora anticonceptiva para hombres

Según se desprende de algunos ensayos clínicos, esto método anticonceptivo sería el equivalente a la píldora para las mujeres. El doctor James Tsuruta, investigador principal de este estudio, estima que este método sería fiable durante seis meses.

El poco coste de esta técnica anticonceptiva permitiría pensar que se podría extender a los países en vía de desarrollo. Este método anticonceptivo tan sólo necesitaría dos intervenciones a lo largo del año para impedir la producción de espermatozoides, agotando así las reservas de esperma, hasta hacer que el hombre se vuelva completamente estéril.

El anticonceptivo masculino reversible 1En cuanto a la píldora anticonceptiva masculina, el tema interesa tan poco, que poco se ha avanzado en este terreno. Es verdad que existen estudios que están en curso actualmente, y ciertos rumores acerca de su comercialización dentro de cinco o siete años. En realidad, 50 años no habrían bastado todavía para crear una píldora para hombres.

En todo caso, el tratamiento con ultrasonidos, a pesar que todavía están por comprobar sus consecuencias a largo plazo, tiene el mérito de aportar una solución anticonceptiva para el hombre.

Desde hace más de diez años, algunos estudios intentan poner a punto una píldora masculina, pero sin grandes resultados de momento. Ciertas creencias persisten en el hecho de que las mujeres no confían en los hombres para llevar el control de la natalidad. Las industrias farmacéuticas están poco interesadas en este medicamento.

En cualquier caso, si el tratamiento por ultrasonidos se presenta como un método eficaz, todavía nos quedan por ver los efectos a largo plazo. Desde luego harán falta algunos años antes de que este método obtenga su aprobación. La cuestión que nos planteamos es si una vez que ya esté en el mercado los hombres aceptarían someterse a los ultrasonidos cada seis meses.