• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Se trata de una actividad muy similar al aquagym, y para muchos es la solución ideal para reparar los daños sufridos en las articulaciones, los músculos y los huesos.

Una gimnasia suave

Calificada de gimnasia suave, el aquafitness se define como una disciplina que permite adquirir una mejor condición física. Inicialmente reservada a las mujeres encinta y a las personas mayores, hoy en día, todo el mundo lo puede practicar en un centro de talasoterapia. Realizadas en una piscina, las sesiones duran algo menos de una hora.

El aquafitness, la mejor forma de relajarse 1Los ejercicios se realizan sobre una base continua de varios ejercicios deportivos y dinámicos. La finalidad es la de mejorar la flexibilidad del cuerpo, trabajar los músculos, y conseguir una figura mejor definida. A través de una música de fondo, y un medio acuático, el aquafitness se desarrolla en un entorno lúdico, para hacer que los entrenamientos sean lo más agradables posible.

En la práctica, la cabeza se mantiene fuera del agua durante toda la sesión. En cuanto a los ejercicios, hay que decir que son relativamente fáciles de ejecutar, y no requieren muchos movimientos físicos de gran intensidad.

En definitiva, gracias a la flotabilidad del cuerpo, los ejercicios realizados en la piscina tienen la ventaja de atenuar la fatiga muscular. Desde el punto de vista de los accesorios, se necesitan balones, flotadores, tablas para trabajar mejor los abdominales, y macarrones de espuma para estabilizar el cuerpo.

Razones para practicar el aquafitness

A pesar de estar clasificada en el grupo de las gimnasias suaves, el aquagym induce los mismos efectos que los ejercicios deportivos practicados sobre el suelo. De esta forma, el aquafitness es un verdadero aliado para la salud. Esta disciplina procura indudablemente un mejor estado de ánimo, vitalidad, y bienestar general.

El hecho de trabajar en el agua permite que el cuerpo se relaje y se sienta mejor en su propia piel. Las tensiones se relajan progresivamente, el estrés y la fatiga desaparecen a medida que se van desarrollando los ejercicios. Además de ser una técnica de relajación eficaz, el aquafitness ayuda a mejorar la resistencia, trabajando todas las partes musculares del cuerpo.