• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Todo el mundo creía que se trataba de un pantalón reservado para mujeres o niños. Pero, todo lo contrario, el peto es una prenda para hombres que vuelve de nuevo a estar de moda.

Durante una de mis salidas de shopping para la selección de diferentes looks, me he dado cuenta que una prenda que parecía estar pasada de moda, volvía a llevarse de manera discreta, mezclándose con las propuestas de jeans y de pantalones chinos. Estoy hablando de la prenda para hombres que triunfó en los años 80 y 90: el peto. Así que me pregunté, ¿cómo podía hacerse un nuevo hueco entre la ropa de más tendencia?

A través de esta prenda para hombres me vino la idea de volver a vestir el peto. Con una tela lavada, pero bien cuidada, y ese corte ligeramente ceñido, el peto está lejos de lo que representó para nuestros abuelos, cuando lo llevaban muy ancho. Además, hay que sacarlo de su estilo streetwear para mezclarlo con un estilo más casual y un tanto bohemio.

Puesto que sus tonos son oscuros, lo ideal es combinarlo con algo más claro, como una camisa de algodón ceñida y blanca, con lunares azul marino (para los más clásicos). Para los más recatados, se puede combinar con una camisa cruda estampada.

Hombre con petoEn cuanto al calzado, una vez no es costumbre, así que se puede probar con unos Oxford de suela ancha, de cuero negro y con una suela blanca. De esta forma se rompe ese lado siempre streetwear del peto. Un bonito par de sneakers blancos se adaptarían muy bien a esta prenda para hombres de corte menos evidente.

El peto casual de Asos

Por razón de su tono, este modelo nos permite explorar ese lado más casual-streetwear. Gracias a su tono claro, y su estilo depurado, no hay elección. Llevar este peto con una camisa vendría a ser como destruir el look perfecto. Por lo tanto conviene decantarse por la sencillez, llevando una camiseta de cuello redondo o un polo del mismo color.

El contraste entre esta prenda para hombres y el top marcará la diferencia. Para el polo, se puede eventualmente probar con un gris oscuro y el remate del cuello y de la mangas de color negro.

En cualquier caso, que se elija uno u otro, a nivel de los zapatos, no se puede transigir. Se pueden llevar unos sneakers blanco y negros, aunque este look es más propio para el verano. De momento, se pueden llevar unas botas de caña alta, y de color negro.

Si pensáis que hay mucho negro en todo este look, no os olvidéis de que el peto es de color claro, y abarca buena parte de vuestra silueta, así pues es necesario contrastarlo con otros colores menos llamativos. En todo caso, conviene no perder de vista que en cuestión de look, todo es una cuestión de equilibrio.