• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

En anteriores entradas estábamos viendo algunos grandes ejemplos de superación, como el de Fernando Fernandes. Es sin duda un tema muy complejo, ya que cuando por algún avatar de la vida nos vemos disminuidos o simplemente se nos van las ganas de seguir adelante, entramos en una espiral terrible, que nos impide seguir entrenando con normalidad, que nos pueden hacer llegar a ganar mucho peso por falta de entrenamiento.

Por eso hoy hablo de alguien que nos ha dejado estas últimas semanas, se trata de Jim Fuchs. Quizá no sea muy conocido, pero si preguntáis a cualquier del ambito del martillo o de la gimnasia, empezará a sonreit vivamente antes de explicaros que es un gran ejemplo de superación.

El poder de la superación 1Murió hace pocas semanas a los 82 años. Jim era jugador de fútbol americano, muy buen jugador, llegó a tener cierta popularidad, y todas las quinielas lo proponían como un favorito para llegar lejos, pero como son las cosas, una lesión de rodilla lo llevó a tener que ser operado quirúrgicamente, y en una larga y tediosa recuperación, sus medicos, solo le permitieron lanzar objetos.

Así que Jim empezó a lanzar cosas, de hecho, se interesó por el lanzamiento de disco y martillo, pero claro, en aquella época aún se hacía con una especie de parón en la zona final del movimiento de lanzamiento, con lo que Jim inventó un nuevo movimiento, era algo simpático, y generó algunas risas, era de hecho, un movimiento bastante raro.

Podría describirlo, pero básicamente se trata del movimiento actual. Si, en efecto Jim desarrolló lo que hoy viene a ser el movimiento habitual para el lanzamiento. Al ver que conseguia unas marcas mucho mejores que con el otro sistema, Jim empezó a entrenar más, hasta que llegó a ser conocido como el rey del planeo lateral, que así llamó a la técnica.

Jim llegó a obtener dos medallas de oro y otras dos de bronce, y pulverizó tres plusmarcas mundiales, además de ganar 88 competiciones seguidas. Es sin duda, el gran rey del lanzamiento.

Su historia, de nuevo un ejemplo de superación.