El Spinning, un método para estar siempre a punto

El spinning es el entrenamiento físico más revolucionario del planeta. No tiene límites de edad, y no se pide ningún tipo de preparación previa para ponerse a ello.
¿Buscáis practicar bicicleta a través de un entrenamiento que mejore vuestras cualidades físicas y musculares? Entonces no podéis dudarlo, el spinning es el deporte ideal para alcanzar vuestros objetivos.
Tonificación, mejora de la capacidad cardiorespiratoria y refuerzo muscular de las piernas, el Spinning es una actividad física para perder hasta 800 calorías por sesión. Estas clases son muy recomendables por su motivación, y porque se puede perder mucho peso con un seguimiento regular.
El Spinning, un método para estar siempre a punto 1Cada bicicleta está montada con una correa de resistencia variable, que se puede ajustar a la intensidad del entrenamiento, en función de vuestro nivel y en función de las indicaciones del entrenador. Que seáis un ciclista experimentado, intermedio, o simplemente principiante, cada cual encontrará su propio espacio. Esta actividad física genera menos impacto sobre las articulaciones que la carrera a pie o los deportes de tipo aeróbicos.
En cualquier caso, el spinning está desaconsejado para personas cuya condición física es mediana y que les falta entrenamiento. Más bien es un deporte dirigido a aquellos que ya tienen cierto nivel avanzado.

Desarrollo de una sesión

Una vez que la bicicleta está bien ajustada, se comienza con un calentamiento suave. Después, vuestro instructor os entrena a través de indicaciones directas sobre cómo realizar el pedaleo, y todo en un ambiente musical, dinámico y con mucho ritmo.
Tras el esfuerzo, se vuelve a un tiempo de calma, porque es indispensable para permitir al corazón que recupere su ritmo normal. Si vuestro instructor se olvida de esta etapa tan importante, debéis hacerla vosotros mismos, haciendo algunos pasos dentro de la sala de gimnasio, o efectuando algunos pedaleos de más, pero a velocidad moderada.
Tampoco debéis olvidaros de un tiempo de estiramientos, antes y al final de la sesión, para que los músculos de las piernas no sufran durante el ejercicio.