• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Nuestros ojos son frágiles y sensibles, y merecen un cuidado especial. Veamos una serie de consejos prácticos y ciertas informaciones para cuidar de los ojos y sublimar nuestra mirada.

Los ojos nos permiten ver y nos permiten también expresar nuestros sentimientos, nuestro estado de ánimo… además de ser un medio de comunicación, también son un verdadero medio de seducción.

Para preservar el capital ocular, se requiere una atención particular a diario. Tener una buena higiene de vida, una alimentación equilibrada, y dormir lo suficiente son los principales factores de belleza de los ojos.

hombre llorandoEn efecto, el abuso de alcohol, el tabaco, la falta de sueño, una mala alimentación… son nefastos para los ojos y las ojeras, que son el signo evidente de un deterioro. Al día siguiente de una fiesta, los signos del cansancio son más que manifiestos: ojos hinchados, con ojeras, mirada caída.

Porque la belleza de nuestros ojos es capital (la vista es uno de los sentidos más preciados), porque los ojos son el reflejo del alma, y un potencial de seducción de primer orden, veamos algunos consejos útiles para cuidar de ellos:

Cuidado de los ojos

La fina piel que se sitúa debajo de los ojos es muy frágil y contiene pocas glándulas sebáceas. Por lo tanto debe ser protegida e hidratada con la ayuda de una crema específica para el contorno de los ojos, con el fin de limitar la aparición de arrugas, bolsas, y luchar contra la pérdida de elasticidad de la piel.

Protegerse los ojos del sol con gafas de sol adaptadas ofreciendo una protección máxima contra los rayos UV. Proteger los ojos cuando se está en la nieve, o cuando el color del cielo es demasiado claro (incluso con ausencia de sol).

Proteger la piel, el contorno de los ojos de las agresiones externas (frío, sol) que deshidratan las células y secan la piel, concretamente la que es más fina y está situada debajo de los ojos.