• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Hoy en día, la joya masculina no se limita a una alianza o a una esclava. El cuero y el acero siguen siendo los materiales más de moda, pero no son los únicos. Brazaletes, collares, anillos, la elección es amplia.

Una esclava puede simbolizar el paso hacia la edad adulta. Una alianza para la boda. Y un reloj para cerrar el círculo. En el inconsciente colectivo, grosso modo, estos son los elementos que componen las joyas para hombres. Bueno, eso era así hasta ahora. Las joyas masculinas son hoy en día un complemento indispensable en la gran oferta de accesorios que los hombres pueden llevar.

Joyas clásicas

Y las marcas saben bien esto, por eso ofrecen cada vez más colecciones y se muestran cada vez más creativas. El cuero y el acero siempre están presentes, como ocurre con la marca de referencia Fossil. En esta misma línea, la plata adopta la forma del león: clásico, minimalista en UbU, y algo más sofisticado en Emporio Armani.

ComplementosAlgunos hombres pueden pensar que la alianza de cuero y de acero, o de plata, es algo que ya está demasiado visto, pero hoy en día existen creaciones absolutamente originales.

Joyas para hombre y originalidad pueden ir perfectamente de la mano. Es el caso, por ejemplo, de Diesel, cuya colección X-Ray no pasa desapercibida, con sus incrustaciones en policarbonato verde fluo transparente. En Tahizea, la originalidad se traduce por la presencia de perlas de cultivo, mientras que en +O, es el universo de la aeronáutica el que se lleva la palma. Y en Carbonado, la plata y el acero dejan sitio a la fibra de carbono.

Los gemelos

Finalmente, si la palabra joya evoca generalmente los collares, colgantes, anillos y brazaletes, también puede remitirse a los gemelos de camisa. Se trata de un complemento ideal para hombres distinguidos. Los gemelos pueden convertirse en auténticas obras de arte, como ocurre con la marca de referencia Pietra Dura.

En resumen, en cuestión de joyas para hombre, el único inconveniente es decantarse por alguna pieza entre la gran gama de complementos que se pueden combinar dependiendo del look que queramos llevar.