• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Independientemente del deporte que se practique, bien sea bodybuilding, u otro tipo de deporte de fuerza, o cualquier actividad física de cierta intensidad, es necesario un cierto entrenamiento, y para eso lo mejor es conocer adecuadamente los grupos musculares del cuerpo humano.

Esto permite conocer diversas nociones sobre los diferentes músculos del cuerpo. De esta forma se puede saber para qué sirven y cómo usarlos en vuestros programas de musculación.

En efecto, hay que saber que cada músculo tiene una función precisa y lo mismo ocurre con las articulaciones. La amplitud de los músculos como de las articulaciones no es la misma en función de los miembros y también de los ejes de trabajo de cada músculo.

Si no se tiene en cuenta esto durante el entrenamiento, los progresos serán menos importantes, además del riesgo de sufrir algún tipo de lesión.

AnatomíaPor otro lado, conviene conocer que ciertos músculos están hechos para ser fuertes, mientras que otros están concebidos para ser resistentes. En función de esto, se puede adaptar vuestro programa de entrenamiento.

Si tomamos un ejemplo preciso, podemos detenernos en la anatomía de los abdominales. En efecto, es importante saber para qué sirven desde un punto de vista biomecánico, pero igualmente desde un punto de vista de la salud corporal.

Por eso es muy importante para la correcta salud del conjunto de la espalda. Conocer bien la anatomía de los abdominales permite saber todo esto, y por lo tanto si el deporte requiere esfuerzos importantes a nivel de la espalda, ya sabemos que se deben tener unos buenos abdominales.

Lo mismo ocurre para todos los grupos musculares del cuerpo, en los más importantes, y en los que lo son menos. Cuanto mayor es el conocimiento con relación al funcionamiento de los músculos del cuerpo, más eficaz será el entrenamiento, y al mismo tiempo se reducirán los riesgos de sufrir una lesión.