• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Si tienes demasiados problemas y la única salida que encuentras es la comida, entonces quédate leyendo el siguiente artículo en el que hablaremos de un tema recurrente en nuestra sociedad: la angustia oral.

Las personas que padecen esta enfermedad se abalanzan de forma repentina sobre la comida y la consumen en cuestión de minutos, aunque el sentimiento de culpa no se hará esperar.

Esta vía de escape que por lo general es propia de las mujeres, no tiene otras causas que la angustia, el estrés y la ansiedad, un combo acorde a nuestros tiempos.  Es así como muchas personas canalizan sus emociones mediante todo tipo de comidas, y finalmente no pueden salir del círculo vicioso que se genera.

La angustia oral 1Cuando una persona come por ansiedad, consume alimentos de forma descontrolada, situación que muchas veces puede desembocar en problemas de obesidad y depresión.

La depresión a su vez puede provocar estrés y ambos combinados generan cambios en los hábitos alimenticios y en las actividades diarias de la persona.

A esto se lo conoce como trastorno alimentario compulsivo o trastorno alimenticio compulsivo, una conducta se vincula no solo con la obesidad sino también con la anorexia nerviosa y demás problemas de nutrición.

A continuación te presentaremos algunos consejos para hacer frente a la angustia oral.

  1. Ten en cuenta que el cambio es posible, pero eso sí no lo hagas de golpe. Los cambios efectivos son aquellos que se manejan en forma paulatina y perduran en el tiempo.
  2. Has una pequeña reflexión acerca de tu forma de alimentarte: es importante para ello que lleves un registro de tus hábitos alimenticios.
  3. Los consejos anteriores te ayudarán a reconocer tus emociones. Por lo tanto, la próxima vez que sientas la tentación de comer compulsivamente, elegeuna forma más saludable de resolver tus problemas.
  4. Recuerda que si eres obeso y deseas bajar de peso, no resolverá tan solo con bajar de peso tus problemas emocionales. Hay que cavar más profundo en el alma para ver qué es lo que te está ocurriendo.
  5. Solo debes pedir ayuda e involucrar a tu familia en un plan de alimentación saludable, te será más fácil si cuentas con el apoyo de quienes te rodean.