Las mujeres que no le temen a las pesas

La mayor parte del público femenino no es adepto a ejercitarse con pesas. La predilección siempre se perfila por el lado del spinning, el step o las clases de aeróbicos. A ellas les decimos que esas actividades son muy buenas y recomendables, pero también el ejercicio con pesas provee de excelentes beneficios que valen la pena detallar.
A lo que hacemos referencia no es solo a hacer pesas para las piernas como sentadillas o curl femoral, hablamos de hacer bíceps, tríceps y ejercicios de musculación para la espalda. Y aquí aparece el miedo de las mujeres de desarrollar demasiada musculatura en el tren superior.
Pero a ustedes les decimos que el desarrollo del músculo está relacionado directamente a la hormona masculina (testosterona), que en las mujeres se encuentra en ínfimas cantidades. De esta manera el mismo crecimiento muscular es mínimo comparado con el de un hombre.
Las mujeres que no le temen a las pesas 1Ahora vayamos a los beneficios que conlleva este tipo de ejercitación.
– Si las mujeres trabajan la parte superior de sus cuerpos tendrán una mejor postura, y brazos y espalda tonificados.
– Se logra desarrollar la masa muscular, entonar y definir los músculos. Así se quema mas grasa y se adelgaza más fácilmente.
– Se puede prevenir la osteoporosis en las mujeres.
– Se acelera el metabolismo.
– Junto a rutinas de cardio- aeróbicos y flexibilidad ayuda a perder peso.
– Se logra obtener energía y fuerza.
Mejora los ánimos, alejando la depresión.
– Y lo fundamental, ayuda a controlar el estrés.
Este tipo de fitness es para casi todas las personas, no importa la edad ni la condición física. Si hay algún tipo de enfermedad presente, habrá que consultar al médico. Hay mucha gente de edad avanzada que practica este tipo de ejercicio, lo mismo que las personas jóvenes.
Lo que resulta realmente cómodo y práctico es que puedes ejercitarte en tu casa. Lo que si necesitas comprar algunas pesas y probablemente una banca plana para ejercicios. Nuestra recomendación es ir al gimnasio si se puede en un comienzo porque de esa forma tendrás más opciones y a quien hacerle preguntas. Una vez te familiarices con los ejercicios puedes hacerlos en casa.
Ahora que te sacamos las dudas que ahondaban por tu mente, es hora de que agregues las pesas a tu rutina de ejercicios. Hay más de una mujer que ya lo hace y te aseguro está muy satisfecha con los resultados. ¿Qué estás esperando?