Los beneficios de la musculación

Los conocimientos sobre musculación se apoyan en principios biomecánicos, de anatomía, fisiología, factores neuromusculares, cardiovasculares, y hormonales. Desde los años 80, el culto al cuerpo se ha convertido en una de las mayores aspiraciones físicas, tanto en hombres como en mujeres. Esto ha hecho que se vaya tomando conciencia, progresivamente, de la importancia del bienestar físico o estético, con el fin de mejorar la calidad de vida.

La musculación debe hacer frente a ciertos comportamientos extremos, que pueden terminar por dañar su imagen, concretamente nos referimos al dopaje para obtener un físico sobredimensionado. No obstante, el desarrollo muscular es una práctica deportiva muy completa.

La musculación, aliada de vuestro cuerpo

La musculación es el mejor aliado para vuestro bienestar. La práctica de la musculación adaptada a vuestras circunstancias particulares, os permitirá reforzar vuestro cuerpo en función de sus puntos débiles, y mejorar vuestro bienestar cotidiano.

Son muchas las personas que han tenido que realizar ejercicios de refuerzo muscular tras un accidente físico, articular, óseo, de ligamentos, o tendones. Con un coach competente, es posible prolongar, completar y reforzar el trabajo efectuado con el fisioterapeuta, con el fin de recuperar la movilidad y las capacidades físicas anteriores al traumatismo.

La musculación no se resume en levantar pesas, sino al contrario, tras un diagnóstico estético, morfológico y postural, es importante establecer un programa de trabajo con el fin de reforzar y desarrollar vuestra musculatura como es debido. Además, se puede aprender a conocer, desarrollar, y sentir vuestro cuerpo.

Olvidar los prejuicios

La musculación permite la reducción de ciertos factores de riesgo coronarios, diabéticos, y de cáncer de colon. La musculación previene la osteoporosis y favorece la pérdida de peso, y ayuda a mantener la línea. También mejora el equilibrio dinámico y preserva las capacidades funcionales.

La musculación favorece el bienestar psicológico y previene la degeneración neuromuscular relacionada con el envejecimiento. En resumen, la musculación es buena para la salud.