• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La anatomía de los músculos de los glúteos

Los glúteos son una de las partes del cuerpo masculino en la que las mujeres más se fijan, y de las que más les gusta presumir a los hombres. Esta parte del cuerpo suele ser un lugar preferente para la acumulación de grasa y de agua, creando un aspecto poco estético y nada atractivo. Tonificar estos diferentes músculos os ayudará a tener unos glúteos perfectos.

El glúteo menor

Es el músculo que está situado más en profundidad. Cuando está tonificado, da la pierna un aspecto más redondeado y evita que con el tiempo se vaya cayendo y aflojando.

El glúteo mediano

Musculación, glúteos y abdomen 1Es un músculo que reviste la forma de un abanico. Es corto, y grueso, y tiene un parte importante en la forma y tonificación de los glúteos.

El glúteo mayor

Es el músculo más grande, y que normalmente se conoce con el nombre de «posterior». Gracias a este músculo, los glúteos tienen ese aspecto abombado.

Musculación y glúteos

Ciertamente, se debe encontrar tiempo para hacer ejercicios para tonificar los abdominales y los glúteos, y esto no siempre es fácil. Esta es la razón de que ciertos gestos en nuestras actividades cotidianas nos puedan ayudar a aumentar la masa muscular de los glúteos, veamos algunos ejemplos.

Deporte cotidiano

Meter el vientre y apretar los glúteos subiendo las escaleras sobre la punta de los pies. Cuando os cepilléis los dientes, subir y bajar flexionando las piernas.
Mantener los talones pegados al suelo. Contraer los glúteos cuando camináis, mientras cocináis, o yendo a trabajar a la oficina. De esta forma y poco a poco los glúteos van ganando en tonicidad.

Algunos ejercicios

En el suelo, apoyaos sobre los codos. Inspirando, estirad las piernas hacia atrás, expirad. Retomar la posición del inicio y volver a comenzar. Se pueden hacer 3 series de 25 movimientos para comenzar.
Otro ejercicio es recostarse sobre el lado izquierdo. Colocar la cabeza sobre el brazo, las piernas estiradas forman un ángulo derecho. Levantar la pierna derecha hacia arriba, inspirando, y bajarla, expirando. Repetir esto mismo con la otra pierna. Practicar tres series de 20 movimientos para comenzar.