• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Objetivos y motivación

Antes de comenzar, es necesario hacer balance sobre la motivación y objetivos que se quieren alcanzar. Muchas personas se apuntan a gimnasios por uno o dos años, y son muchos los que abandonan tras algunos meses de entrenamiento.

Al cabo de un año, tan sólo quedan algunos de aquellos que se inscribieron al principio. Por lo tanto, no es extraño que los gimnasios ofrezcan abonos de larga duración, para uno o dos años, puesto que saben que la mayoría no llegará a rentabilizar lo pagado.

Musculación, objetivos y motivación 1Si optáis por una sala de musculación, os aconsejamos que os limitéis a un mes de inscripción, o que paguéis por 10 sesiones. A pesar de que por tampoco tiempo pueda parecer algo caro, a lo mejor conseguís manteneros durante más tiempo.

Fijaos unos objetivos alcanzables. Desarrollar la musculatura y perder los kilos acumulados a lo largo de los años, en dos meses, es un objetivo difícilmente alcanzable. Es como querer desarrollar unos bíceps como los de Arnold Schwarzenegger en 6 meses.

Os recomendamos un entrenamiento por días alternos, 3 ó 4 veces a la semana. La duración de cada sesión, con calentamiento y stretching incluidos, no debe superar la hora y media.

El gimnasio

Podéis apuntaros en un gimnasio de musculación, o entrenaros en casa. Gimnasio o casa comportan ciertas ventajas e inconvenientes, pero en ambos casos son buenos lugares para desarrollar los músculos.

En el gimnasio podéis tener acceso a todo tipo de material: mancuernas, pesas, aparatos de precisión, aparatos para el desarrollo cardiovascular, etc. También tenéis la ventaja de tener un entrenador a vuestra disposición que os marcará un programa personalizado, y os enseñará cómo ejecutar los ejercicios y de qué manera utilizar los aparatos de musculación.