• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Practicar cardio en casa es una opción válida, que ofrece comodidad y ahorro, y por supuesto tiempo. Un buen entrenamiento de cardio no requiere mucho espacio o mucho equipamiento sofisticado, puesto que con un poco de creatividad podemos establecer una rutina de puesta en forma con una amplia gama de ejercicios eficaces para tonificar los músculos, quemar calorías, y perder peso.

Hoy presentamos los mejores ejercicios de cardio para practicar en casa y que se pueden realizar en cualquier momento y en cualquier parte.

El jumping jacks

El jumping jacks también llamado salto lateral consiste en saltar varias veces separando los pies y los brazos, y después hacia atrás. Habitualmente los bailarines clásicos queman 100 calorías saltando durante 10 minutos. Para ello, no necesitan ni equipamiento ni competencias particulares.

Por esta razón, esta actividad física es perfecta para quienes deseen quemar calorías sin salir de casa. Lo único a tener en cuenta es que el jumping jacks requiere una gran resistencia, lo que puede terminar por dañar las articulaciones. Igualmente puede recordar algún traumatismo relacionado con las clases de gimnasia del colegio. En todo caso, siempre podemos descubrir vídeos en YouTube donde se explica con detalle la forma correcta de realizar estos ejercicios.

Aeróbicos

El remo

El remo es un ejercicio completo que puede ayudar al cuerpo a desarrollar y tonificar los músculos, al tiempo que se mejora la función cardiovascular y se aumenta la resistencia. Esta actividad deportiva es eficaz para los amantes del fitness con mayor edad porque es muy poco agresivo y suave para las articulaciones. La práctica del remo permite quemar calorías rápidamente, lo que es un complemento apropiado en un programa de entrenamiento si se quiere perder peso de forma eficaz.

Un entrenamiento vigoroso de 30 minutos con el remo puede llegar a quemar hasta 377 calorías, siempre en función del peso de cada persona. Practicando remo frecuentemente se reduce el déficit calórico diario que forma parte integrante de la pérdida de peso. El refuerzo de todos los músculos del cuerpo conlleva una mejora de los movimientos en la vida cotidiana, una reducción de los dolores de espalda, unos huesos más fuertes, un mejor control del peso y un aumento de la energía.

Saltar a la cuerda

Saltar a la cuerda es un ejercicio perfecto para mantenerse en forma y definir bien la silueta. En efecto, el uso de la cuerda mientras se salta, favorece la pérdida de peso. Es un ejercicio de cardio excelente que quema aproximadamente 220 calorías en 20 minutos. Una cuerda para saltar cuesta poco dinero, es práctica y no requiere ninguna habilidad particular.

Como además se puede guardar en cualquier parte, podemos llevarla donde queramos, incluso durante las vacaciones para seguir con la rutina de ejercicios diarios. Para esto solo se necesita una cuerda para saltar, un buen par de calzado, paciencia y práctica.

Saltar a la cuerda tiene un impacto importante y requiere práctica. Parece fácil, pero los principiantes no siempre consiguen realizar un movimiento elegante y ligero desde el primer momento. Para obtener mejores resultados, debemos girar la cuerda con las muñecas y no con los brazos, y siempre aterrizar suavemente.

Existen variantes de esta práctica, como saltar sobre un pie, alternar los pies, cruzar los pies, dar dos vueltas de cuerda en cada salto. Para los principiantes, lo mejor es alternar de 10 a 30 segundos de saltos y caminar sin moverse durante 5 a 10 vueltas de cuerda. Las sesiones tienen que aumentar progresivamente una vez que nos hemos familiarizado con la cuerda y la técnica.

El jogging

Para practicar jogging en casa, necesitamos un buen par de calzado y una cinta para correr. El impacto de este ejercicio es muy alto, lo que puede dañar las articulaciones y terminar por ser aburrido. Como no hay movimiento hacia adelante, no es tan intenso como practicar jogging en el exterior. Antes de comenzar una sesión, es bueno hacer ejercicios de calentamiento. Comenzamos por caminar, y después vamos adquiriendo velocidad para preparar el cuerpo a un ejercicio más intenso.

En un circuito de cardio, lo ideal es alternar el jogging con otros ejercicios de cardio, tales como la marcha, saltar a la cuerda, etcétera. Cada ejercicio debe realizarse de 30 a 60 segundos, repitiendo el circuito durante 10 a 30 minutos. Por el contrario, si se desea aumentar la masa muscular, debemos alternar de 30 a 60 segundos de jogging con ejercicios de musculación como los squats o las flexiones.