• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

¿Quién ha dicho que había que limitarse al consumo de proteínas para desarrollar los músculos? Las frutas y verduras frescas también juegan un papel fundamental. Cuando se practica musculación, normalmente se piensa en consumir prioritariamente proteínas, glúcidos y lípidos. Pero para progresar y sobre todo no poner en carencia al organismo, no conviene olvidarse de los micronutrientes aportados por las frutas y verduras frescas.

La importancia de los micronutrientes

Esta denominación agrupa las vitaminas, minerales y oligoelementos. Cada uno de estos elementos juega un papel importante en el buen funcionamiento del organismo. El cuerpo humano es una máquina donde todo está relacionado, por eso vigilar el equilibrio es garantía de salud y de funcionamiento óptimo. En caso de carencia, algunas funciones se ven alteradas. Concretamente la ralentización del metabolismo de base, un sistema inmunitario fragilizado y una menor recuperación durante el sueño.

Desarrollo muscular

Los buenos aportes de micronutrientes

Conviene vigilar el aporte suficiente en micronutrientes, y esto puede realizarse a través de varios medios: la calidad de los productos, preferentemente bio, la riqueza y micronutrientes de frutas y verduras escogidas, el conocimiento de las necesidades diarias gracias a los aportes óptimos recomendados, y por lo tanto la cantidad y la diversidad de frutas y verduras consumidas.

El impacto de las frutas y verduras en el organismo

Además de aportar aquello que necesita el cuerpo en términos de micronutrientes, las frutas y verduras permiten al organismo regular el pH, puesto que la mayoría son alcalinizantes. Eso es debido a su contenido en citrato o carbonato de potasio, en calcio, magnesio y sodio. Las verduras contienen muchos de estos minerales.

El cuerpo vigila en permanencia el mantenimiento de su pH lo más neutro posible, porque un pH por debajo de 7 puede inducir a un incremento de las inflamaciones, a una ralentización del metabolismo, a una desmineralización, a un debilitamiento general del organismo, a una bajada de la síntesis de proteínas, a una hiposensibilidad el sistema nervioso central. Sin embargo, un pH superior a 7 tampoco será beneficioso para el organismo.

Las semillas de linaza se han utilizado a lo largo de toda la historia como una fuente de fibra y ácidos grasos, ya que contienen fibras solubles e insolubles. Además, son una de las fuentes naturales más ricas en ácidos grasos esenciales omega-3.

La linaza en polvo contiene ácidos grasos esenciales que pueden contar con algún beneficio a la hora de reducir el colesterol y la agregación plaquetaria. No contiene azúcares, soja, productos lácteos, excipientes, aromas ni conservantes. En la tienda online Myprotein se puede adquirir fácilmente este producto.