• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El mundo de la musculación y el culturismo es apasionante sobre todo porque quienes practican este tipo de actividades llevan un tipo de nutrición y entrenamiento especiales.

Así, el entrenamiento físico de un culturista es bastante diferente del que realizan deportistas que practican otras disciplinas. El culturista debe seguir no solo una dieta especial para llegar a un peso determinado sino también seguir rutinas de entrenamiento que tonifiquen su cuerpo y le sirvan de mantenimiento.

El entrenador personal cumple un papel importante en la vida de un culturista ya que ellos son los responsables de las rutinas especializadas en hipertrofia que permite al deportista conseguir resultados satisfactorios.

Principios básicos de los culturistas 1

Pero, como en todo entrenamiento físico es necesario tener cuidado de la forma en que se afronta ese “reto” ya que de una ejecución adecuada deparará resultados muy diferentes.

Cabe recordar también que el entrenamiento físico de un culturista no es el mismo de aquella persona que quiere perder grasa, definir músculos o simplemente mantenerse en forma.

El culturismo tiene sus reglas y principios propios y es necesario seguirlos estrictamente pues de lo contrario los resultados no sertán del todo satisfactorios, entrando en juego también la competición que hace más delicado y específico el día a día de estos deportistas.

Trabajar cada zona del cuerpo en su momento justo

Lo primero es trabajar una zona muscular por vez y tan solo una vez por semana, mientras que en una rutina normal el principio es que las zonas pequeñas pueden trabajarse cada 48 horas y los grupos musculares grandes cada 72 horas.

Otras zonas como los gemelos o los abdominales, que recuperan su tamaño original rápidamente, pueden entrenarse hasta tres veces por semana.

Para el culturista que quiere conseguir grandes resultados la recomendación es comenzar el entrenamiento sabiendo exactamente cuál es el punto de partida y cuánto es el peso que se levantará en cada ejercicio.

Conseguir lo anteriormente mencionado puede conseguirse haciendo un plan de entrenamiento planificado que incluya:

Tres series de cada ejercicio

En culturismo existe un principio que cada una de las tres series de las que consta un ejercicio deberá realizarse con la mayor intensidad posible. Además, a cada músculo deberá dedicarse 4 ejercicios distintos para activar su crecimiento.

Entrenar fuerza y potencia

El entrenamiento de fuerza y potencia debe hacerse de forma simultánea porque lo que se busca es lucir un cuerpo voluminoso y bien definido.

El trabajo de la potencia y de la fuerza ayuda a tener una mayor cantidad de fibras musculares y generar un crecimiento del volumen muscular en menor tiempo.

Fuerza e hipertrofia

La fuerza e hipertrofia para cada grupo muscular debe buscar que cada músculo se beneficie por un trabajo constante y simultáneo a través de ejercicios que combinan ambos aspectos.

Resistencia y volumen

La resistencia y el volumen también importante para cada grupo muscular y en ese sentido existen los culturistas que prefieren quemar grasa aumentando el bombeo de sangre y hacer un mayor número de repeticiones.

Por otro lado existen los culturistas que prefieren trabajar una gran cantidad de peso y hacer entre 10 y 12 repeticiones para incrementar la resistencia muscular, ayudando también al crecimiento de los músculos aunque no lo estén buscando.

Tanto hombres como mujeres que se inician en el mundo del culturismo deben tener en cuenta principios básicos para llegar a sus metas y entre ellas la más importante es lograr la perfección de sus cuerpos.