• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El deporte es de caballeros y su práctica nos hace a todos más nobles, el llamado saber jugar (o fairplay) es la máxima expresión de lo que todos nuestros jugadores favoritos de cualquier deporte deberían ser, pero aún así, lo cierto es que de vez en cuando, por cuestiones comerciales, ego, o simplemente porque ganar se vuelve cada vez más importante, el mundo del deporte se ha visto sacudido por algunas tretas y timos de proporciones considerables.

Timos en el deporte 1Lo más duro, es que los casos que son «pillados» son duramente castigados, pero ni que saber de todos aquellos que no se han dado cuenta. Pocos deportes se pueden salvar de aque algunos de sus practicantes, haya podido realizar alguna que otra treta, ni siquiera uno de los deportes más «nobles» como es el rugby, se ha podido salvar.

Comentemos algunos casos míticos:

  • Rugby: En un partido de rugby de la liga inglesa, el jugador de los Harlequins Tom Williams, se sirvió de una capsula llena de un liquido que parecía sangre, para simular una lesión, y así poder favorecer un cambio extra a su equipo. Como nada escapa en la era de la información al ojo de la cámara, fue pillado
  • Fútbol: Aquí ha habido de todo, des de la famosa «mano de dios» de Maradona, a la también increíble polémica del portero chileno Rojas, que en un partido de clasificación para el mundial, escondió cuchillas en sus guantes, y simuló una lesión.
  • Baloncesto: Una de mis favoritas, aunque no es una trampa si no más bien una argucia, es la de Pedro Ferrándiz, entrenador del Madrid, que ante una situación de posible empate, prefirió meterse una canasta él mismo para que sus jugadores no sufrieran más en la pista.
  • Multideporte: Las famosas pulseras «power balance» que en teoría proporcionaban una estabilidad mayor en el cuerpo, y que se han demostrado que solo era una argucia comercial para venderlas

Como vemos, el mundo del deporte está lleno de pequeños timos y trampas.