• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

No hay nada más agradable por las mañanas que darse una buena ducha relajante y sentir sobre la piel la suavidad de una espuma generosa que ofrece diferentes facetas olfativas en función del estado de ánimo y de las ganas de cada uno. Explorando el mundo de las aguas frutales, Kibio continúa colocando la energía, el Chi, en el centro de la preparación cotidiana, creando tres geles de ducha capaces de despertar los sentidos, y cuidar de la piel.

hombre de color en la duchaCon sus texturas de espuma generosa que limpian suavemente gracias a una base de higiénica vegetal confeccionada a partir del azúcar y del coco, estos cuidados para la ducha protegen la piel de la deshidratación. A cada uno la suya: Nectar du Verger (manzana, manzanilla y cedro), Cocktail d’Agrumes (naranja dulce, mandarina y vainilla), y Brassée de Fleurs Blanches (flor de ylang, albahaca, y sándalo).

Además de estos productos para el baño, no olvidéis que una ducha es más eficaz para despertarnos por la mañana que un baño. Lo ideal es poner el agua a 37º para no «asustar» al cuerpo cuya temperatura ha bajado durante la noche, pero eso sí, se debe terminar con un buen chorro de agua fría sobre el torso para reafirmar los tejidos, al igual que sobre las piernas, de abajo hacia arriba, para activar la circulación de la sangre.