Pilates, máquinas para ejercitarse

La práctica de Pilates abarca una diversidad de ejercicios que pueden ser hechos tanto con máquinas como sin ellas, como es el caso del “Matwork” o también llamado Pilates de suelo.

Sin embargo, el creador este método Joseph Pilates, siempre estuvo innovando y mejorándolo a lo largo del tiempo. Así existen máquinas que se utilizan para una gran cantidad de ejercicios, a continuación veremos dos de ellas.

La primera es la llamada mesa trapecio o cádillac, esta máquina se utiliza para aportar la ayuda necesaria en la realización de ejercicios de suelo, mejorando de manera gradual la forma física.

Se trata de un tipo de máquina sencilla y muy versátil, es un elemento excelente para la recuperación de funciones en diversas enfermedades, además de optimizar el rendimiento físico.

Fue la primera creación de Joseph H. Pilates. En la época en que diseño la mesa trapecio lo primero que incorporó fueron muelles a las camas de enfermos en campos para enemigos extranjero en la guerra, primero lo hizo en Lancaster y posteriormente en la isla de Man.

La utilización de esto muelles permitía el movimiento más fácil de las piernas y brazos de los enfermos, logrando importantes resultados y los soldados recuperaban de forma progresiva la movilidad perdida. Con el tiempo, fue modificando la máquina y creando ejercicios para utilizarla.

En la actualidad se la usa tanto para recuperar la forma física como para ejercitar personas que sufren de artrosis, traumatismos o artritis, ya que tanto el movimiento de la columna vertebral como la flexibilidad se pueden trabajar de manera muy cómoda en el Cádillac.

Los esfuerzos pueden ser adaptados gracias a que los anclajes pueden cambiarse a diferentes intensidades, así el esfuerzo puede ajustarse a las necesidades individuales de cada persona.
Existen diversidad de ejercicios que logran mejorar el cuerpo y también rutinas para quienes están en etapa de recuperación de alguna dolencia ligada con la columna vertebral.

Tabla de Contenidos

Mesa Trapecio


Una de las últimas creaciones  para el método Pilates lleva el nombre de Adapter System, y es una novedad que ha lanzado al mercado Bon Pilates, fabricante europeo de equipamiento para este método.

Manteniéndose fiel a la filosofía de Joseph Pilates quien toda su vida se dedicó a mejorar su método, Bon Pilates logra con el Adapter System modernizar el método aportando tres importantes novedades:

  • La primera es la creación de un sistema que se utiliza para poder regular la torre del Cádillac y del Reformer con torre. Este sistema facilita mover en forma simultánea el trapecio de la torre sin necesidad de sacarlo de su sitio y además no debe atornillarse. Se fija directamente a la torre, tiene movimiento vertical y diversas posiciones a lo largo de la misma.
  • La segunda innovación es el agregado de una barra de pies regulable. Posee una movilidad de unos 270º y puede colocarse en 20 posiciones diferentes.
  • La tercera novedad es el poder regular los muelles del Reformen que permite hasta cuatro posiciones, siendo sencillo de cambiar y con un sistema de seguridad para que la barra no pueda deslizarse de forma accidental. Además, los muelles descansan sobre una cintas que tienen separación individual, de esta forma se evitan los ruidos. Los cabezales permiten una sencilla colocación de la resistencia que se desee, ya que sobresalen de la plataforma.

En definitiva las innovaciones son estrategias que se han basado en 5 puntos importante ergonomía, seguridad, buen diseño, innovación y excelente calidad.

Adapter System

Si deseas leer más artículos parecidos a pilates, máquinas para ejercitarse te recomendamos que entres en nuestra categoría de Fitness o nos leas en Facebook, Google+ o Twitter.

Comenta, opina, pregunta sobre pilates, máquinas para ejercitarse

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.